Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pintor ruso se mofa de los principales mandatarios mundiales

Andrei Budayev refleja en sus cuadros a políticos y famosos en situaciones provocativas

El pintor ruso Andrei Budayev, especializado en cuadros que escenifican a políticos y oros famosos en situaciones provocativas, presenta en la galería Novy Manezh de Moscú una colección de pinturas en las que se ha satirizado, entre otros, al presidente ruso Vladimir Putin, al estadounidense George W. Bush y al dictador iraquí Sadam Husein.

En Rusia, las televisiones y otros medios de comunicación siguen las directrices del presidente Vladimir Putin y mucha gente se lo piensa dos veces antes de criticarle en público. Sin embargo, una galería de arte no ha dudado en arrojar una feroz crítica sobre el Kremlin presentando una exposición que muestra que la pintura satírica esta aún viva.

Los cuadros del artista Andrei Budayev, exhibidos en la galería Novy Manezh, expresan el sentir de mucha gente que opina que Putin está llevando a Rusia al pasado y así en una de las obras se puede ver al presidente saludando al dictador soviético Josef Stalin. Pero tampoco escapan de las críticas de este artisto ruso diferentes líderes mundiales y así en otro de los cuadros se ve cómo el presidente estadounidense George W. Bush le da la extremaunción al dictador iraquí Sadam Husein.

Otro cuadro muestra al ministro de Defensa Sergei Ivanov cubriéndose los oídos y la boca con sus manos. Los grupos de derechos humanos creen que Ivanov se ha vuelto ciego ante los abusos de los jóvenes reclutas en las fuerzas armadas. Los principales medios de comunicación rusos han criticado alguna vez a los ministros de Putin, pero ninguno y muchos menos centrándose directamente en la persona del presidente, se ha atrevido a hacerlo tan directamente como hace Budayev en sus pinturas.

Andrei Budayev, en declaraciones a la agencia Reuters, ha dicho que nadie ha intentado presionarle. "Algunos americanos al ver mi trabajo, me han dicho que las exposiciones así seguramente estarían prohibidias en su país", ha señalado el artista.