La nueva película de Mel Gibson enfurece a los mayas

Activistas de Guatemala tachan al director de racista por mostrar a los mayas como unos 'salvajes'

La última cinta dirigida por Mel Gibson,Apocalypto, que narra la caída de la civilización maya, ya ha desatado una fuerte polémica antes de su llegada a las salas de cine. Varios miembros y activistas de esta cultura en Guatemala han atacado la cinta porque consideran que la historia que narra la película es irreal y que Gibson retrata a los mayas como unos salvajes.

"El director piensa que los mayas eran unos salvajes", ha afirmado Lucio Yaxon, activista de derechos humanos. Sin embargo, Gibson también tiene defensores, el arqueólogo que asesoró la película, Richard Hansen, ha declarado que director australiano, que también ha coescrito el guión, "ha intentado hacer una declaración social" y que se esforzó en asegurarse de que la cinta fuera auténtica y tuviera precisión histórica.

En Guatemala sólo se han podido ver, por el momento, distintos avances de la película, pero algunos líderes mayas sostienen que las escenas de indígenas con ornamentos de hueso y en sacrificios humanos promueven estereotipos sobre su cultura. "Gibson representa (...) una noción racista de que el pueblo maya era brutal entre sí antes de la llegada de los europeos y que, ciertamente, merecía ser rescatado" ha declarado Ignacio Ochoa, director de la Fundación Nahual, que promueve la cultura maya.

Contenido violento

Además Apocalypto contiene una gran dosis de violencia, como todo el cine dirigido por Mel Gibson, seún ha advertido la mexicana Ana Roth, una de las directoras de producción de la cinta. Roth dijo a la prensa que el público debe estar preparado para ver "una gran historia de acción, de aventuras, pero eso sí, muy sanguinaria.

La civilización maya entró en declive poco después del siglo VIII. Más de la mitad de la población de Guatemala es descendiente de los mayas originales y la mayoría vive en la pobreza, con poco acceso a la educación y a los servicios sociales. Más de 200.000 personas, en su mayoría mayas, fueron asesinadas durante la guerra civil de 36 años que terminó hace una década.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50