Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Una Pompeya funeraria" bajo las obras del aparcamiento

El Vaticano inaugura un museo fúnebre descubierto por casualidad en 2003

Esta semana abre sus puertas en el Vaticano una necrópolis de tiempos del imperio romano, una "Pompeya funeraria", tal y como la ha descrito el director de museos de la Santa Sede, Francesco Buranelli, que fue descubierta en 2003 por casualidad durante las obras de construcción de un aparcamiento subterráneo.

En los tres años que han durado las excavaciones, los arqueólogos han exhumado 250 tumbas casi intactas. El recinto, que se encuentra dentro de los límites del diminuto Estado, ha sido techado para protegerlo de las inclemencias del tiempo, y habilitado para su visita. Los viajeros podrán recorrer la necrópolis sobre pasarelas colgantes, y contemplar el recinto casi tal y como fue descubierto, pues los arqueólogos han decidido limitar sobremanera sus trabajos de reconstrucción.

Estelas funerarias con inscripciones en latín, urnas con cenizas, esqueletos yacentes en sus nichos, los últimos objetos que sus poseedores se llevaron a la tumba... La necrópolis arroja, según Buranelli, nueva luz sobre tres siglos de historia, los que van desde el periodo del emperador Augusto hasta el que gobernó Constantino (del siglo I al IV), e ilustra las diferencias clasistas en la sociedad romana así como la riqueza de sus cultos religiosos.

Estas tumbas formaban parte de un enorme cementerio que, como era habitual en las ciudades romanas, se ubicaba en los límites de la ciudad, a los lados de una vía conocida como Triunfal que partía hacia el norte de la metrópolis. Algunas ya salieron a la luz en la década de los 50, pero fueron precisamente las excavaciones para construir un nuevo aparcamiento las que permitieron descubrir la verdadera magnitud de la necrópolis.

A partir de esta semana podrá visitarse, previa inscripción en un registro, por cinco euros y sólo viernes y sábados por la mañana, justo cuando se conmemora el medio millar de años de historia de los museos vaticanos.