Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La misteriosa muerte del Superman televisivo abre el segundo día de la 'Mostra' de Venecia

La oscura 'Hollywoodland', del director de series como 'Sexo en Nueva York' o 'Los Soprano', está protagonizada por Ben Affleck y Adrien Brody

El 16 de junio de 1959, el día en que murió el actor George Reeves, que encarnaba a Superman en una conocida serie de televisión, es uno de esos momentos definitivos de la cultura popular estadounidense. Ahora, el director Allen Coulter, conocido por series como Los Soprano o Sexo en Nueva York, ha decidido dedicar su bautizo en la pantalla grande a la misteriosa muerte, en una película marcada por el negro desasosegante y protagonizada por Adrien Brody y Ben Affleck. El equipo de la película ha presentado esta mañana la cinta en la Mostra de Venecia, contribuyendo a la negritud que marca esta edición del festival de cine.

Cuenta la historia de Hollywood que la policía declaró que la muerte había sido un suicidio. Pero la madre de Reeves (que no está emparentado con el actor que encarnó al primer Superman del cine, Christopher Reeve) se negó a creer que su hijo hubiera terminado con su propia vida. Llegó a mantener el cuerpo en una cripta temporal durante ocho meses, a la espera de que el investigador privado Jerry Geisler encontrara alguna evidencia que clarificara su muerte.

Es normal que el director, Allen Coulter, que se ha fogueado en el mundo de la televisión con exitosas teleseries como Sexo en Nueva York, Los Soprano, Roma, Expediente X o A dos metros bajo tierra), haya decidido rodar su primera película sobre una historia de su mundo, las series de televisión.

Dentro del reparto, Ben Affleck interpreta a Reeves y Adrien Brody encarna al detective que investiga su muerte. Además, Bob Hoskins interpreta a Eddie Manix, un alto ejecutivo de la industria; y Diane Lane es Toni Mannix, la mujer de Eddie Mannix, con quien Reeves mantuvo un romance.

El baremo de la fama

La película también trata el problema de la fama, una cuestión que tiene un inmediato reflejo en la época actual. "Creo que esta es la historia de dos hombres que buscan el sentido de su vida a través de la fama. Reeves piensa que su vida sólo tiene algún valor si tiene cierto éxito", ha explicado esta mañana Coulter, en la rueda de prensa que ha seguido a la proyección para la prensa.

"Por esto, diría que es una película acerca del mundo en el que vivimos en la actualidad, marcado por el culto a la fama; la necesidad de cualquiera, sin importar cuál es su trabajo, de conseguir su fotografía en los periódicos", afirmó el realizador. "Hollywood es el depósito de esa clase de pensamiento. Promueve la noción de que sólo el encanto y sólo la fama pueden valorarse" y ello es precisamente lo que "hace que la película sea una tragedia", he explicado.

Las otras citas del día

Además del cine negro, la segunda jornada del festival de cine tiene un marcado carácter estadounidense. Hoy podrán verse en Europa las primeras proyecciones de World Trade Center, la última película de Oliver Stone, que gira sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001; y el trabajo del realizador Spike Lee sobre la catástrofe del huracán Katrina, When the Levees Broke. A Requiem in Four Acts.