Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Van Morrison seduce en Valencia

El artista norirlandés han presentado en el

Palau de la Música su nuevo disco, 'Pay the devil'

El mítico cantante ha demostrado esta noche en Valencia la vigencia de su patrimonio musical, el que le mantiene en forma a sus 60 años con canciones que corean miles de personas, con actitudes y gestos que impresionan por su tranquilidad, con melodías que son parte de la historia popular y que deberían estudiarse en las escuelas del siglo XXI. El León de Belfast ha presentado en el Palau de la Música su nuevo disco, Pay the devil, una nueva excusa para volver a la América de la que tanto ha bebido en sus 40 años de viaje musical por el rock, el blues, el folk, el jazz y, ahora de nuevo, el country.

En un escenario austero, salió acompañado por una banda de media docena de excelentes músicos -guitarra, bajo, batería, piano, steel guitar y violín, junto a las coristas y enfundado en su tradicional traje y sombrero oscuros, parapetado tras unas gafas ahumadas y con un reloj frente a él, en su también característica pulcritud horaria: noventa minutos exactos de recital.

Raíces americanas

El artista norirlandés se ha dejado querer por un público que le conoce bien. Ha hecho sus habituales recitados imposibles, con frases ininteligibles y gruñidos vehementes. Ha tocado el saxofón, la guitarra y la armónica, y no ha dedicado ni una palabra a la platea.

Ha dirigido a su banda, ordenó repetir un tema porque no le gustaba su arranque, dio la espalda al respetable para verificar que sus músicos daban lo mejor de sí mismos, se fue en pleno clímax de And the healing has begun para dar pie a un bis tan necesario como previsible: la chica de los ojos marrones no envejece, sigue haciendo el amor sobre la hierba y cantando junto a él ese shala-la-la-la final que ya es música clásica del siglo XX.

En el concierto han sonado además Hank Williams y Webb Pierce, pues había que presentar su nuevo disco de raíces americanas, pero también se escucharon temas épicos de su característica sensibilidad, ésa que bebía de poetas como W.B.Yeats y que sentó cátedra en bandas como Waterboys y Chieftains, pero también en Sinead O'Connor. La cultura de las leyendas, la música como viaje espiritual al pasado.

Hoy los valencianos volverán a tener una nueva oportunidad para disfrutar con la música del veterano artista y, los días 27 y el 28 de junio, los bilbaínos en sendos recitales en el Palacio Euskalduna en medio de una extensa gira por Estados Unidos, Inglaterra, Canadá y, cómo no, Irlanda.