Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Don Giovanni' viaja a los grises años 40 con Lluis Pasqual

La obra de Mozart se ha estrenado en el Teatro Real entre abucheos

Hubo abucheos. Muchos. Hubo abucheos para Víctor Pablo Pérez, titular de la Orquesta Sinfónica de Galicia y que hoy debutaba en el Real al frente de la Sinfónica de Madrid.

El Teatro Real abría su temporada operística con Don Giovanni, y el reparto era de lujo, con artistas españoles e italianos de primera línea. El barítono Carlos Álvarez en el papel de Don Giovanni, y la soprano María Bayo en el de Donna Anna, que fue de las pocas actuaciones aplaudidas.

La ópera, estrenada el 29 de octubre de 1787 en el Teatro Nacional de Praga, recupera al mito de Don Juan, que Tirso de Molina plasmó en el burlador de Sevilla, en el siglo XVII, que ha sido traslada en esta producción a unos oscuros años cuarenta de la España de posguerra, con decorado del escenógrafo Ezio Frigerio.

El papel de Don Octavio, prometido de Donna Anna (y que Lluis Pasqual ha convertido en un militar prudente y bueno), fue interpretado por José Bros. El jocoso sirviente de Don Giovanni y contrapunto al terrible drama, Leporello, estuvo en manos de Lorenzo Regazzo, el que menos convenció.

A pesar de que Lluis Pasqual traspasa la historia a nuestros tiempos, la obra no deja de hacer guiños a la época original de la composición, nacida a raíz del éxito de la anterior colaboración de Mozart con el libretista Lorenzo da Ponte, Las bodas de Fígaro.

Don Giovanni, obra maestra de Mozart, con la que el músico de Salzburgo ingresó en el círculo de inmortales, estrenándose por primera vez en el Real en abril de 1864. Desde entonces se ha representado en él en 55 ocasiones, 56 con la de hoy.