Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CINE

La nueva entrega de 'La Guerra de las Galaxias' llega hoy a España

'El Ataque de los Clones' es la primera película rodada íntegramente con cámara digital

Con el estreno mundial de Episodio II: El ataque de los clones, su director, George Lucas, celebró ayer el 25 aniversario de una de las más famosas y lucrativas sagas cinematográficas, La guerra de las galaxias. Hoy llega a las pantallas españolas. En total, la película se exhibe desde hoy en 6.000 pantallas de 75 países.

Hace un cuarto de siglo, Lucas estrenó de forma más modesta la primera entrega de esta historia en 32 pantallas en Estados Unidos. En España, el estreno ha estado protagonizado por los actores Hayden Christensen y Samuel L. Jackson, que acudieron a Madrid el jueves para promocionar el estreno.

El origen de la saga está en el deseo de Lucas de revivir el espíritu de las matinales de su juventud, incluidas las luchas a espada de Errol Flynn, pero transportándolas al espacio, a "una galaxia muy, muy lejana". "Se trata de una historia que escribí hace 25 años y da igual lo relevante que pueda ser ahora. Es una mitología que siempre ha estado ahí", describe el realizador californiano.

El resultado se mide en los 1.500 millones de dólares conseguidos sólo en la taquilla estadounidense por las cuatro entregas estrenadas hasta al fecha, La guerra de las galaxias, El imperio contraataca, El retorno del Jedi y La amenaza fantasma.

Durante seis semanas, un grupo de aficionados ha estado acampado a las puertas del teatro Grauman de Los Angeles, donde tuvo lugar la premiere original hace 25 años, a la espera de que abrieran las puertas del esperado estreno.

"Lo mejor de 'La guerra de las galaxias' es que se ha convertido en un fenómeno que estimula la imaginación", afirma Lucas. La historia sigue siendo la misma lucha de siempre, la del bien contra el mal, el ying y el yang, las dos caras de la fuerza, que, como recuerda Lucas, es el centro de todas las religiones.

Para el realizador, la única razón por la que decidió retomar la trilogía de La guerra de las galaxias fue para poder narrar la historia previa, la transición del inocente Anakin Skywalker en el temido Darth Vader, uno de los peores villanos de la pantalla.

Cámara digital

El ataque de los clones, la primera gran producción de Hollywood rodada íntegramente con cámara digital, ofrecerá las primeras muestras de esta transición, además de devolver al espectador a lugares conocidos desde hace 25 años, como los paisajes de Túnez donde creó la ciudad de Tatooine, en la que se crió Luke Skywalker.

También tiene numerosas referencias a la trilogía inicial, ya que menciona los orígenes de la gigante nave La estrella de la muerte, de los guerreros stormtroopers o de la casi total desaparición de los Jedi. Una mitología combinada con grandes dosis de acción y algo menos de Jar-Jar Binks, el personaje más vilipendiado de la última entrega. "Se trata de una enemistad que parte de los medios de comunicación y de Internet, porque el personaje era el preferido entre los menores de 12 años y el segundo preferido tras Darth Maul entre los mayores", se defiende Lucas.

Si bien la serie ha batido nuevas marcas en la taquilla, ha abierto el mercado a nuevas técnicas de rodaje y promoción y ha sido la única gran producción financiada por completo por el bolsillo de un particular como Lucas actuando como un gran estudio, también es la primera en defenderse de su propio éxito.

Episodio III

A pesar de que La amenaza fantasma casi alcanzó los mil millones de dólares en la taquilla mundial, el filme ha sido descrito en muchos medios como una "desilusión". "Nunca hubiera podido satisfacer todas las expectativas, pero no cambiaría nada en estas películas", afirma el realizador, que ya comenzó a trabajar en la tercera y, según parece, última entrega de este fenómeno.

Prevista para el 2004, el Episodio III coincidirá con otro aniversario, en este caso el 60 cumpleaños de uno de los realizadores más destacados de la historia del cine, aunque sólo haya dirigido cinco películas. "A partir de entonces espero poderme dedicar a otras historias no tan populares, pero al menos diferentes", asegura.