Paleontología

Descubierto en China el mayor mamífero terrestre, un rinoceronte gigante que habitó en Asia

El ‘Paraceratherium linxiaense’ formaba parte de una familia que se extinguió hace 16 millones de años y era un animal más alto que las jirafas y cuatro veces más pesado que los elefantes africanos

Interpretación artística del rinoceronte gigante ('Paraceratherium linxiaense') realizada por la Academia de Ciencias de China.
Interpretación artística del rinoceronte gigante ('Paraceratherium linxiaense') realizada por la Academia de Ciencias de China.CHEN YU / Reuters

Hubo un tiempo en que en la Tierra habitaban criaturas descomunales, tan enormes que harían huir despavoridos a los más grandes animales de la actualidad. Entre ellas destacaron los rinocerontes gigantes, una familia de mamíferos que se extinguió hace más de 16 millones de años y que habitaron en buena parte de Asia, llegando hasta Europa oriental. Ahora, el descubrimiento de una nueva especie de rinoceronte gigante aclara muchas dudas sobre cómo fue la evolución de esta familia de animales monumentales, que inspiraron a los creadores de la saga de Star Wars para diseñar los titánicos blindados de cuatro patas con los que el Imperio castigaba a los rebeldes.

El nuevo animal descubierto, más alto que una jirafa y que se alimentaba de las copas de los árboles, ha sido bautizado como Paraceratherium linxiaense, ya que el cráneo y la mandíbula estudiados se hallaron en la cuenca de Linxia (en la región central de China), según el estudio que se publica en Communications Biology. Los fósiles que se han encontrado hasta ahora de este grupo de descomunales mamíferos (Paraceratherium) indican que vivió principalmente en zonas de lo que hoy son China, Mongolia, Pakistán y Kazajistán. Y gracias a este nuevo miembro de la familia se puede entender mejor el proceso de evolución y distribución de los seis tipos distintos de rinoceronte gigante por toda Asia durante el Oligoceno, hace unos treinta millones de años, cuando poblaban el planeta otros animales colosales como los mastodontes o los megaterios.

“No tiene cuerno y parece más un caballo que un rinoceronte. Su cabeza puede alcanzar una altura de siete metros para llegar a las hojas de las copas de los árboles”
Tao Deng, Instituto de Paleontología de Vertebrados de China

En ese periodo, el rinoceronte gigante, que carecía de cuerno como sus tataranietos, se dispersó desde la meseta de Mongolia hasta el sur de Asia a lo largo de la costa oriental del mar de Tetis y probablemente cruzando el Tíbet. La posibilidad de que se distribuyera más al sur del Tíbet, apoyada en diversas pruebas, indica que la meseta tibetana no era todavía la gran muralla actual que podría haber frenado la expansión de estos gigantes.

El profesor Tao Deng, de la Academia de Ciencias de China, explica en una nota de la institución que “las condiciones tropicales del Oligoceno tardío permitieron que el rinoceronte gigante regresara hacia el norte a Asia central, lo que implica que la región tibetana todavía no se había elevado como una meseta de gran altitud”. Los científicos calculan que habría zonas de la meseta tibetana que no habrían alcanzado los 2.000 metros de altitud y que, por tanto, permitieron el paso del mamífero terrestre más descomunal, solo comparable con los más grandes de los mastodontes.

Distribución de los rinocerontes gigantes durante el Oligoceno.
Distribución de los rinocerontes gigantes durante el Oligoceno.Tao Deng

En concreto, los fósiles de la especie descubierta ahora por Tao Deng, del Instituto de Paleontología de Vertebrados de Pekín, y su equipo datan de hace 26,5 millones de años. Es probable que viviera en áreas de bosques abiertos, alimentándose de los árboles como lo hacen las jirafas modernas. El equipo que publica el estudio calcula que habría pesado de 21 a 24 toneladas y medido cinco metros de alto hasta los hombros, más otros dos de cuello y cabeza. Los elefantes africanos, los mamíferos terrestres más grandes en este momento, pesan de media unas seis toneladas, y la jirafa más alta registrada no alcanzaba los seis metros. “El rinoceronte gigante no tiene cuerno y parece más un caballo que un rinoceronte. Su cabeza puede alcanzar una altura de siete metros para llegar a las hojas de las copas de los árboles”, explica Deng a New Scientist. El cráneo encontrado mide más de un metro de largo, lo que da una idea de las dimensiones del animal.

Puedes escribirme a javier@esmateria.com y seguir a MATERIA en Facebook, Twitter e Instagram, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50