La crisis del coronavirusTribuna
i

El quinto jinete

La diabetes no solo agrava la covid, sino que el virus la causa en algunos pacientes

Luis, un paciente de 62 años con coronavirus y diabetes, espera su traslado a un hospital de México el pasado día 8 de junio.
Luis, un paciente de 62 años con coronavirus y diabetes, espera su traslado a un hospital de México el pasado día 8 de junio.EDGARD GARRIDO / Reuters

Los cuatro jinetes del apocalipsis claman por una ampliación de plantilla. La muerte puede conservar su empleo en ese horrible capítulo bíblico, pero la guerra, el hambre y la peste ya no representan un castigo de Dios, sino la mera incompetencia humana, pues las tres podrían evitarse si fuéramos más listos. Mientras ocurre ese milagro, lo mejor sería añadir la diabetes a la lista de caballistas del Armagedón. La diabetes, o exceso de azúcar en la sangre, es la puerta de entrada a casi todas las salas de tortura que afligen a nuestra especie, de la enfermedad metabólica hasta el proceso neurodegenerativo, del cáncer al infarto. ¿A qué viene esto ahora? ¿Es que acaso hay alguna relación entre la diabetes y el coronavirus? Oh sí. Y no parece una relación anecdótica, porque ocurre en ambos sentidos. La diabetes empeora el pronóstico de la covid-19, y la covid-19 causa diabetes, según la mejor ciencia disponible. El azúcar en sangre es una pandemia paralela a la del coronavirus.

Un dato que ha llamado la atención de los médicos durante estos meses es que la covid parece afectar a los hombres más que a las mujeres. Que un virus discrimine por sexo es curioso, aunque la razón es más bien aburrida. Tanto la diabetes como la hipertensión son factores de riesgo para la covid, y es sabido que los hombres sufrimos esas dos condiciones más que las mujeres, tal vez porque bebemos más, comemos más chuletones y otras grasas saturadas y somos capaces de permanecer inertes en un sofá durante las 16 horas de fútbol que anegan nuestro discernimiento. En cualquier caso, el dato contribuye a mostrar que la diabetes es un factor de riesgo para la covid, y ello en ambos sexos. La gente con esa enfermedad lleva más cartas para morir que los demás.

El quinto jinete del apocalipsis puede haber inventado la diabetes de tipo 3. Justo lo que necesitábamos

Hay dos tipos de diabetes. La infantil (o tipo 1) es una enfermedad autoinmune en que los anticuerpos del paciente destruyen las células del páncreas que producen insulina (células beta, en la jerga). La insulina es la hormona central del metabolismo de la glucosa, la que estimula a los tejidos a chupar ese azúcar de la sangre. Si faltan las células beta del páncreas, falta la insulina y el azúcar se acumula en la sangre en lugar de llegar a los órganos donde se necesita como fuente de energía. La diabetes de tipo2 se debe al sobrepeso, pero su consecuencia es también una habituación del páncreas al persistente exceso de azúcar, esta vez causado por los bollos, con el mismo resultado que antes.

Los científicos han reunido evidencias de que, además, el propio coronavirus puede causar diabetes en algunos pacientes, aunque aún no se sabe en cuántos. Ni es de tipo 1 (no hay anticuerpos contra el páncreas) ni de tipo 2 (no hay sobrepeso). El quinto jinete del apocalipsis puede haber inventado la diabetes de tipo 3. Justo lo que necesitábamos.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50