Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tramo del Cuarto Cinturón entre Olesa y Viladecavalls, retrasado ‘sine die’

Fomento asegura que varios imprevistos técnicos y burocráticos han obligado a modificar el proyecto

Obras sin acabar de la B-40 en Terrassa.
Obras sin acabar de la B-40 en Terrassa.

Nuevo retraso para culminar el tramo del Cuarto Cinturón o B-40 entre Olesa y Viladecavalls. Esta sección de 6,2 kilómetros acumula incontables aplazamientos y debía estar listo a finales de 2019, pero ahora el Ministerio de Fomento, que es el titular de la vía, ha optado por no fijar un calendario. Fomento asegura que varios imprevistos técnicos y burocráticos han obligado a modificar el proyecto.

Este tramo de la también conocida como Autovía Orbital, con tres carriles por sentido, está en obras desde hace más de una década y tiene un presupuesto de 170 millones. Los municipios cercanos lo reivindican porque es la parte central del gran segmento entre Abrera y Terrassa y hasta que no se finalice quedan desconectados los tramos Abrera-Olesa y Viladecavalls Terrassa, ambos inaugurados en 2010, que suman unos siete kilómetros y 168 millones. Las obras entre Olesa y Viladecavalls se pararon con la crisis y se reiniciaron en abril de 2015, con más de la mitad del proyecto ejecutado. La anterior ministra de Fomento, Ana Pastor, en una visita a Viladecavalls en 2016, anunció que el tramo estaría finalizado en octubre de 2019.

Fomento asegura que el nuevo retraso se debe a la necesidad de modificar el proyecto. Y cita la necesidad de “actualizar las instalaciones” de los túneles porque la normativa ha cambiado, mejorar los sistemas de contención y rediseñar las conexiones con la C-16 y la C-58, “dado que la Generalitat ha modificado su propio planeamiento”. El Departamento de Territorio asegura que este último es un “tema muy menor” y que lo único que hay que hacer es crear en otro punto las conexiones con las autopistas actuales. Pero el tramo también registró un corrimiento importante de tierras hace un año, según recoge la televisión municipal de Terrassa, que provocó la rotura del asfalto durante un kilómetro. El ministerio asegura que la nueva previsión para finalizar las obras que “dependerá de la tramitación y aprobación del modificado que se encuentra en redacción”.

Sobre el tramo más indefinido de la B-40, de unión entre Terrassa y Granollers, se está redactando el estudio informativo y el del impacto ambiental. Es un proyecto polémico por su impacto ambiental y coste (unos 400 millones). Generalitat y algunos ayuntamientos optan porque sea una ronda que comunique los municipios del Vallès, pero no una autovía de alta capacidad. En cambio, Fomento defiende que es una “actuación prioritaria”, que tiene como “finalidad permitir canalizar el tráfico de paso de Barcelona y asegurar la continuidad de itinerario para los viajes de largo recorrido”, la mejora de las conexiones a nivel local. El ministerio asegura que se ha reunido con el resto de administraciones y les anima a presentar alegaciones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >