Los expertos piden 137.000 pisos más para el área de Barcelona

Denuncian que el Plan Director de Urbanismo Metropolitano apunta a que entre 2017 y 2042 serán necesarias 253.000 viviendas pero solo hay espacio para 116.000.

Imagen de un piso en alquiler en Barcelona.
Imagen de un piso en alquiler en Barcelona.Albert García

 A la gran Barcelona le aprietan las costuras y el planeamiento urbanístico para los próximos años no pone remedio a este problema. Así lo han denunciado los colegios profesionales de arquitectos, economistas e ingenieros, que han presentado alegaciones al nuevo Plan Director de Urbanístico Metropolitano (PDUM) al considerar que, pese a la falta de viviendas en el Área Metropolitana de Barcelona, el nuevo documento impide ampliar las zonas urbanizables. Los colegios profesionales denuncian que el PDUM apunta a que entre 2017 y 2042 serán necesarias 253.000 viviendas pero aseguran que solo se reserva espacio para 116.000.

Los profesionales critican también que el documento no reserva espacio para futuras líneas de ferrocarril. El Plan General Metropolitano (PGM) es la herramienta de planeamiento urbanístico aprobada en julio de 1976 y que desde entonces ha marcado el sistema territorial de los 36 municipios del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). Un espacio que rodea la ciudad de Barcelona y se extiende desde Castelldefels hasta Montgat en la costa y hasta Corbera de Llobregat, Castellbisbal o Barberà del Vallès en la zona interior. Han pasado 43 años de la redacción del plan y durante este tiempo han sido necesarias 1.200 modificaciones.

El documento ha quedado obsoleto y desde 2015 el gobierno metropolitano trabaja en un nuevo proyecto bautizado como: El Plan Director Urbanístico Metropolitano (PDUM) y que marcará las bases urbanísticas de estos 36 municipios durante los próximos años. El documento preliminar destaca, entre otras consideraciones, que se preservará el suelo agrícola y forestal que representa el 55% de la superficie metropolitana. De esta forma, el crecimiento de los 36 municipios se ajustarán a las capacidades actuales de las ciudades de cada municipio sin poder expandirse por las zonas agrícolas.

El documento previo del PDUM ya ha sido finalizado y sometido a información pública hasta el pasado viernes. Los colegios profesionales de Arquitectos, Economistas, Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y el de Ingenieros Industriales han presentado alegaciones conjuntas contra el documento alegando que pese a la voluntad de marcar unas nuevas reglas sobre las que construir el futuro de los municipios el PDUM no tiene una “visión de futuro”. “El PDU asegura que serán necesarias 253.000 nuevas viviendas entre 2017 y 2042 cuando los terrenos urbanizables del AMB son muy pocos y con el planeamiento vigente solo se podría construir 116.000 lo que supondría que 137.000 viviendas se deberían reubicar fuera de la AMB”, destacó ayer Robert Juvé del colegio de arquitectos de Cataluña.

El documento de alegaciones que han presentado los colegios profesionales critica que el PDUM no haya incorporado como alternativa “el aumento de la edificabilidad y el aumento de la densidad” de algunas zonas urbanísticas (hacer más altos los pisos existentes). Lo cual hace sospechar que las 137.000 viviendas que no encajan dentro de las zonas urbanizables del AMB se reubicarán fuera. Además, el PDUM plantea que en cumplimiento de la Ley 18/2007 se deben construir un porcentaje de pisos de protección oficial equivalente al 15% de todo el parque vivienda. “Esto quiere decir que se necesitan el equivalente a 194.000 viviendas de protección oficial cuando todo el potencial de crecimiento vigente es de 116.000 viviendas”, denuncian las alegaciones.

Los miembros de los colegios profesionales denunciaban que los límites administrativos de la AMB no se ajustan a los de la “región metropolitana” mucho más extensa y que incluyen infraestructuras y lugares de actividad económica como la C-32, el eje Llobregat, el frente marítimo, el eje Besòs y la B-30. Agustí Jover, el secretario de la Comisión Intercolegial de Territorio y Urbanismo (integrada por todos los colegios profesionales) enmarcó la Región Metropolitana como “las siete comarcas que rodean a la ciudad de Barcelona”. Jover criticó que el nuevo PDUM no aborda la “gobernanza del territorio” ni las futuras relaciones de colaboración entre administraciones y empresas privadas.

Jordi Julià, del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Cataluña, lamentaba ayer que el PDUM apuesta por un crecimiento elevado de la red de autobuses: “Falta un análisis de las redes básicas de movilidad de alta capacidad tanto viaria como ferroviaria. Si el ferrocarril debe ser la pieza clave del nuevo modelo de movilidad, el PDUM debería entrar a definir la red actual y la futura y reservar espacios para talleres, cocheras, terminales de mercancías…”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50