Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los presos independentistas reprochan a los partidos sus peleas por la retirada del escaño de Torra

Turull hace un llamamiento a la unidad "sincera" durante su intervención en la comisión parlamentaria del 155

El exconsejero Jordi Turull durante su intervención en el Parlament. En vídeo, fragmentos de las intervenciones de los exconsejeros.

Los dirigentes independentistas en prisión por sedición no son ajenos a lo que pasa fuera del centro penitenciario de Lledoners (Barcelona). En sus comparecencias, este martes, en la comisión de investigación del Parlament sobre la aplicación del artículo 155 en Cataluña han entrado también en la discusión suscitada a raíz de la retirada del acta de diputado de Quim Torra, ordenada por la Junta Electoral, y han enviado varios reproches a los diputados de Junts per Catalunya y de Esquerra Republicana. "Si quieren que nuestra estancia en la celda sea más feliz, episodios como el de ayer, por favor, no los hagan", ha dicho el exconsejero Jordi Turull. "La sociedad nos pide unidad", ha dicho en su turno de palabra el exresponsable de Interior, Quim Forn.

Turull ha pedido tanto a neoconvergentes como a republicanos que haya "lealtad" entre ellos y ha asegurado que cuando se fraguaba el referéndum del 1-O, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, también había momentos de crisis pero que siempre se resolvían. "Hay que recuperar el espíritu de ir a la una de verdad, de unidad, de lealtad, de confianza, firmeza, civismo y determinación", ha dicho el exportavoz del Govern.

"Están a tiempo", le ha dicho Turull, invitándoles a buscar una salida. Pese a estos mensajes, el diputado de ERC Jordi Orobitg ha recordado las quejas de la antecesora de Roger Torrent al frente del Parlament, Carme Forcadell, que en su día puso encima de la mesa el "agravio que supuso hacerle dar pasos ineficaces". Ni ERC ni Junts per Catalunya se han reunido oficialmente para abordar la situación de Torra, después de que los republicanos acataran la decisión de retirarle la credencial y optaran por no desobedecer.

Un poco menos explícito pero en la misma línea ha sido el exconsejero de Acción Exterior, Raül Romeva. “No se puede vivir de forma permanente en el histerismo, la bronca o el combate político, incluso a veces estéril. No es humanamente soportable”, ha dicho.

"La sociedad nos pide unidad: la misma que hizo posible el 1-O. Hemos ido y llegado más lejos que nunca, somos más que nunca y no tenemos derecho a estropearlo”, ha dicho Forn.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >