Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

JxCat se prepara para dejar vacío el escaño de Torra

La Mesa del Parlament aborda la decisión de la JEC de despojar al 'president' de su condición de parlamentario

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el Parlament.

El pleno previsto para este lunes en el Parlamento catalán, en el que se dirimirá si la Cámara acata la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de inhabilitar como diputado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, pondrá a prueba de nuevo la relación entre Junts per Catalunya (JxCat) y ERC. Los dos partidos coinciden en que Torra seguirá siendo president, pero está en el aire si ambos defenderán mantenerlo como diputado pese a la JEC. Los neoconvergentes ya han avisado de que si no se le permite ejercer su voto ningún otro miembro de su partido asumirá el escaño de Torra.

“No habrá un diputado de más, porque el siguiente candidato de Junts per Catalunya no vendrá a reivindicar el escaño del president Torra”, avisó el vicepresidente primero del Parlament, el neoconvergente Josep Costa, el sábado en TV3, donde insistió en que la JEC no es competente para quitar la condición de diputado al president. Dejar el escaño vacío sería en cualquier caso simbólico, porque no implicaría que el independentismo perdiese la mayoría y porque la JEC decidiría de oficio qué miembro de JxCat sucede a Torra como diputado.

La cuenta atrás para que los partidos independentistas decidan qué hacer con la inhabilitación de Torra como diputado ha marcado el fin de semana, aunque los partidos se han limitado a mantener contactos discretos. A las 12.30 de este lunes está convocada una reunión de la Mesa del Parlament para abordar las peticiones de PP y Ciudadanos de que se ejecute la orden de la JEC. Y a las 15.00  empezará el pleno que fue aplazado la semana pasada en varias ocasiones a causa del temporal. El primer punto del orden del día es la votación de los presupuestos del Parlament, y será entonces donde se constatará si Torra continúa ejerciendo su voto como diputado o no.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, sobre el que recae toda la presión, mantiene silencio desde que el jueves el Tribunal Supremo avalase la decisión de la JEC al rechazar las medidas cautelares solicitadas por Torra. Con esta respuesta del Supremo, la JEC dio un plazo de dos días hábiles para que el secretario general del Parlament, el funcionario Xavier Muro, notificase el nombre de la persona que ostentará el cargo de diputado vacante tras la inhabilitación de Torra.

Tanto JxCat como ERC defienden —basándose en un informe de los letrados de la Cámara catalana— que, pase lo que pase, Torra seguirá siendo presidente, pese a que el reglamento de la Cámara indica que solo puede serlo un diputado. Ambos partidos han defendido este fin de semana la necesidad de aguantar la legislatura al menos hasta que se aprueben los presupuestos autonómicos. “Sería un colapso afrontar el 2020 con los presupuestos prorrogados de 2017”, dijo el sábado el vicepresidente Pere Aragonès, artífice del acuerdo entre el Govern y Catalunya en Comú Podem para presentar un proyecto de presupuestos que debería aprobarse antes de la primavera.

Una eventual inhabilitación de Torra como president, como piden PP y Ciudadanos, haría imposible que estas cuentas prosperaran. JxCat también es consciente de ello: el consejero de Territorio, el neoconvergente Damià Calvet, emplazó a JxCat, ERC y la CUP a “encontrar la manera de dar continuidad a la legislatura”.

No está tan claro cuál es la solución conjunta del independentismo. Torra y JxCat creen que tiene que ser un desacato a la decisión de la Junta Electoral, y recuerdan que el 4 de enero el Parlament aprobó una moción a favor de mantener su condición de diputado al no ser firme su condena por desobediencia. Pero Torrent, de ERC, se enfrentaría —como los demás miembros de la Mesa— a una causa por desobediencia si permite a Torra votar. JxCat ya ha avisado de que Torra no renunciará a ejercer su voto, rechazando la opción de que el president acudiese a los plenos pero sin votar. El PSC, por su parte, se plantea pedir este lunes un nuevo informe a los letrados del Parlament para que se pronuncien tras la resolución del Supremo. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha afirmado este domingo que el Parlament debe pronunciarse sobre la condición de presidente de Torra, y que hay que ser “garantistas”.

La jornada de este lunes en el Parlament puede marcar también la del martes, cuando está previsto que los presos del procés acudan a la Cámara catalana para declarar en la comisión parlamentaria sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. La entidad independentista ANC, que ha pedido a la Mesa del Parlament respetar la resolución del 4 de enero sobre Torra, ya ha convocado también una concentración de apoyo a los presos.

Cs advierte a Torrent con denunciarle

La presidenta del grupo parlamentario de Ciudadanos, Lorena Roldán, ha advertido este domingo que su partido denunciará a Roger Torrent por “desobediencia” si el presidente del Parlament mantiene la condición de diputado al presidente de la Generalitat, Quim Torra. En un apunte en las redes sociales, Roldán ha asegurado que a su partido no le va a “temblar la mano para ir ante la Justicia y denunciar su desobediencia”. “Señor Torrent, los demócratas respetamos la ley y las resoluciones judiciales”, ha avisado. Tanto Ciudadanos como PP, que consideran que Torra ya no es presidente, expondrán a Torrent en la reunión de la Mesa del Parlament la necesidad de acatar la decisión de la Junta Electoral Central.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >