Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gamberrismo becketiano de la mano de Manel Dueso

El actor y autor dirige ‘Pensem. (Pausa). A la merda!’, que se verá en la Sala Villarroel

Miquel Malirach, Carme González y Manel Dueso, en el espectáculo.
Miquel Malirach, Carme González y Manel Dueso, en el espectáculo.

Manel Dueso (Sabadell, 1953) es uno de los personajes más eclécticos, estimulantes, independientes y perseverantes de nuestro panorama teatral. Autor, actor y director, cofundador de la Sala Beckett, su carrera y sus aventuras escénicas, entre las que se cuentan medio centenar de actuaciones en obras de los directores más conocidos, otras tantas direcciones (Dublin Carol, La presa), películas, series (fue el Mossèn Esteve de La Riera y Torquemada en Isabel) y el estreno de una docena de obras propias (Sara y Simon, Matem els homes), incluyen episodios como haber sido uno de los protagonistas de Ñaque, de Sanchis Sinisterra, contribuir a dar a conocer el teatro de Edward Bond o hacer de director de actores para Manuel Huerga.

Ahora estrena, interpreta y dirige una nueva obra suya marcada especialmente por la influencia de Beckett, Pensem. (Pausa). A la merda!, que se representa el fin de semana en la Sala Trono de Tarragona (este domingo puede verse a las 18.30) y llega el lunes a la programación off de La Villarroel de Barcelona. En la pieza, de 75 minutos, dos actores y una actriz encarnan a seis personajes (adolescente, filósofo de bar, señora del Eixample...) en una serie de escenas en las que se pasa revista a temas de actualidad buscando provocar, emocionar, enfadar, reflexionar y además hacer reír. Junto a Dueso, actúan Miquel Malarich y Carme González.

“Es un acto de libertad total y gamberrismo”, explica Dueso. “¿Influencia de Beckett? Sí, pero también de otros de mis papás teatrales como Ionesco. Escribí las 16 escenas pensando en una serie de televisión y llegué a presentar siete como pilotos pero nadie se atrevió con ello y decidía hacerlo en teatro”. Dueso califica Pensem. (Pausa.) A la merda! de “juguete escénico muy cabrón” en el que los dos actores, en un juego de réplicas mordaces, con el contrapunto de la actriz, desmenuzan temas como la emigración, las fosas o la política de Trump, mientras se cantan canciones conocidas con las letras modificadas. ¿Cabaret? “Cantamos, bailamos, hacemos lo que nos da la gana, desde la verdad, sin ceñirnos a ningún formato concreto. Se trata de recuperar la poética teatral más auténtica, hacer pensar y decir bien alto ‘¡a la mierda!’, pero como actitud positiva”. Dueso apunta que había decidido dejar el teatro hace unos años pero una estancia en Montevideo y Buenos Aires, donde conoció a Mauricio Kartun, le reconcilió con el género. “Basta de hacer cine y televisión en los escenarios, hay que volver a los orígenes, recuperar el teatro de verdad”.

El autor, director y actor deplora que el teatro en Cataluña “es cada vez más burgués y acomodado”, mientras que él considera que si no es “vital y convulsionante” no puede interesar en realidad. El espectáculo estará inicialmente 10 días en La Villarroel, con un horario que incluye actuaciones a las 12 del mediodía.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >