Arranca el desmantelamiento del mercado de la Abacería

Los trabajos de retirada del amianto se realizarán en tres fases

La cubierta del mercado de la Abaceria.
La cubierta del mercado de la Abaceria.

Las estructuras de andamios empezarán a encaramarse por las dos naves laterales del mercado de la Abacería de Gràcia a partir de hoy martes, cuando se iniciará la deconstrucción del viejo mercado. El proyecto inicial de derribo fue retirado ante la evidencia de que solo de la cubierta había que retirar 9.000 metros cuadrados de planchas de amianto y por la exigencia de los vecinos —que constituyeron una plataforma de residentes y comerciantes— de garantías en la manipulación de un material que puede liberar partículas de fibrocemento que son cancerígenas.

El primer proyecto de demolición se adjudicó a la empresa AGD por un importe de 50.000 euros. En julio pasado, el Instituto de Mercados de Barcelona licitó las nuevas condiciones del proyecto —mucho más complejo— por 655.000 euros y una previsión de cinco meses de ejecución. La licitación quedó desierta y solo se presentó una empresa que no aportó correctamente la documentación. Mercados instó a la empresa —la misma que inicialmente iba a desmontar la estructura— a subsanar los problemas de la documentación. Finalmente, y ante la proximidad de las fiestas de Navidad, Mercados optó por iniciar los trabajos una vez pasaran estas.

La deconstrucción exige, de entrada, la construcción de una gran estructura que confinará el techo del mercado para poder retirar las placas de amianto. Y se realizarán en tres etapas. Una primera en la que se levantarán andamios a lo largo de las dos naves laterales de la Abacería —la de Travessera de Gràcia y la de Puigmartí—, que se cerrarán con otros andamios que se colocarán dentro de la estructura de la nave central a través de las ventanas de esas paredes. El cerramiento de la estructura de andamios se hará con una lámina de prolipropileno. En el interior de esas dos grandes burbujas se colocarán sistemas de extracción de aire para evitar que las partículas de fibrocemento puedan salir al exterior. La primera que se desmontará será la nave que da a la Travessera y, en un segundo paso, la de Puigmartí.

En la tercera fase, los andamios se colocarán a lo largo de la nave central para confinarla con la carpa de prolipropileno y retirar de la cubierta las planchas de amianto. Antes de empezar la retirada efectiva de las planchas, se harán pruebas de ruido, ya que los sistemas de extracción de aire tendrán que funcionar las 24 horas del día. En total, la deconstrucción de la cubierta del mercado deberían estar lista en dos o tres meses, según los planes del Instituto de Mercados.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50