Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN i

Una sanidad catalana más robusta

El Hospital Universitari Sant Joan de Reus y el de Móra d'Ebre tendrán una gobernanza más sólida y más estabilidad económica e institucional

Edificio del hospital Sant Joan de Reus.
Edificio del hospital Sant Joan de Reus.

El Govern de la Generalitat ha aprobado la creación de dos nuevas empresas públicas para gestionar el Hospital Universitari Sant Joan de Reus y el de Móra d’Ebre, que hasta ahora estaban en manos de sociedades municipales del Ayuntamiento de Reus. Y en 2020 se pondrá en marcha otra empresa cien por cien pública para gestionar el Hospital Sant Bernabé de Berga, que también es de titularidad municipal. Estos movimientos, sin lugar a dudas, servirán para fortalecer la sanidad catalana. Nuestro actual modelo sanitario (público, equitativo y universal) es fruto, en parte, de una tradición de entidades diversas, muchas de ellas de ámbito municipal, que históricamente se han dedicado a la atención de la salud, integradas en el Sistema de Salud de Cataluña. Su tarea es y ha sido esencial pero la necesidad de adaptarse a los nuevos retos de la sanidad (innovación tecnológica, atracción de profesionales, gestión más compleja…) hace que la Generalitat tenga que asumir directamente la gestión de algunos de estos hospitales municipales. Con esta decisión todo el mundo gana y nadie pierde. Los ayuntamientos blindan aun más los hospitales de sus vecinos de cualquier adversidad y estos centros tendrán una gobernanza más sólida y más estabilidad económica e institucional, para así ayudar a las relaciones dentro del sistema con las entidades del entorno, de cualquier nivel asistencial. Este último punto es muy importante, ya que cada vez más los dispositivos sanitarios (hospitales, atención primaria o sociosanitarios) trabajan en red para ser más eficaces y aprovechar sus sinergias compartidas. El objetivo principal es que las personas estén en el centro del sistema y que sean las distintas entidades las que se organicen para que así sea. Al fin y al cabo, con estas nuevas empresas, el ciudadano tendrá una mejor asistencia y nuestro sistema público se reforzará.

Con la creación de las Entidades de Derecho Público (EDP) Salut Sant Joan de Reus-Baix Camp y Salut Terres de l'Ebre (una operación que ha tenido un coste cero) también se solucionan unos problemas locales, que hacía años que se arrastraban. Reus ve como su hospital, que en los últimos tiempos había tenido algunas situaciones económicas adversas, tiene garantizada su viabilidad y Móra d'Ebre, que hasta ahora dependía de organismos municipales de Reus, tendrá absoluta independencia y compartirá arraigo territorial a la vez que nace con sentimiento de pertenencia al Sistema de Salud de Cataluña.

Esta decisión no implica para nada que estos hospitales pierdan su valor territorial. Al contrario. Los ayuntamientos de Reus y Berga han trabajado codo a codo con el Departamento de Salud (y también con el Departamento de Vicepresidencia, Economía y Hacienda) para tejer esta reestructuración de los servicios sanitarios y la realidad municipal estará presente en las nuevas empresas públicas. Porque la cooperación entre la Generalitat (que ejerce la responsabilidad del sistema sanitario frente al ciudadano aunque no tenemos todas las herramientas necesarias) y el mundo local es imprescindible. Juntos sumamos más y todos somos necesarios para conservar nuestro sistema sanitario público, una de las joyas de nuestro país. Una joya que sería imposible de mantener sin la gran tarea de los profesionales sanitarios.

Alba Vergés es consejera de Salud de la Generalitat de Cataluña.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >