Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Michi’, el perro rescatado por unas peregrinas japonesas, marcha a su nuevo país

Kimiko Uchii y Tamano Hayashi lo encontraron entre Portomarín y Palas de Rei y lo han adoptado. Su nombre significa "Camino"

perro michi
El perro 'Michi', adoptado por dos peregrinas japonesas.
Santiago de Compostela

Michi, Camí y Way son tres perros que vagaban solitarios y que fueron rescatados en la ruta jacobea. Los tres comparten el mismo nombre, Camino, solo que en japonés, catalán e inglés, porque los peregrinos que les ayudaron, a lo largo de este 2019, fueron dos japonesas, una catalana y un matrimonio australiano. El primero de ellos marchará de Galicia el próximo día 29 en un vuelo de 10.000 kilómetros hasta su nuevo hogar, una casa de campo próxima a Osaka, la segunda ciudad más poblada de Japón.

Un día del pasado mes de mayo, cuando Kimiko Uchii y Tamano Hayashi completaban el tramo del Camino Francés entre Portomarín y Palas de Rei (Lugo), Michi decidió seguirlas. El perro negro, mediano, con genes de pastor catalán, las alcanzó cuando las dos peregrinas japonesas hicieron una parada en un bar de Palas y las miró fijamente. En cuanto las mujeres quisieron proseguir su marcha, el animal optó por acompañarlas. Entonces comprendieron que se encontraba abandonado e hicieron llegar la alerta a Protección Civil, que se hizo cargo de él. Al llegar a Compostela, las caminantes se pusieron en contacto con la Asociación Protectora de Animales del Camino (Apaca) para recuperar el perro que seguía sin dueño, dejaron dinero para sus cuidados y poco después iniciaron los trámites para su adopción desde Japón. Con el año nuevo, Michi empezará su nueva vida japonesa con la familia de Kimiko Uchii.

Kimiko Uchii y Tamano Hayashi, en la sede de la Asociación Protectora de Animales del Camino en Santiago.
Kimiko Uchii y Tamano Hayashi, en la sede de la Asociación Protectora de Animales del Camino en Santiago.

Mientras tanto, este cruce de gos d'Atura ha vivido en casas de acogida de miembros de Apaca y, como buen pastor, se ha volcado en cuerpo y alma en ejercer de perfecto anfitrión para los demás perros y peregrinos que han recalado en la sede de este colectivo en Santiago. Según Raquel Freiría, portavoz de Apaca, el can muestra un destacado "espíritu protector y reagrupador", cariñoso y al mismo tiempo "defensor", como "un guerrero samurai".

En estos seis meses se "incorporó a la dinámica de trabajo" de la asociación, "y salió a recibir a todo aquel perregrino, humano o canino, que entraba por la puerta, equilibrando siempre el ambiente". De tal manera que "jugaba con los perros que venían con ganas de hacerlo, templaba a aquellos que llegaban un poco subiditos y se acurrucaba con los que estaban más tristes y cansados". "Michi ha resultado, sin duda, uno de los peludos más listos, adaptables, valientes, leales y cariñosos que hemos conocido", resumen en la asociación que estos días lo despide. Su caso ha traspasado fronteras, porque incluso el canal de noticias NHK de Japón "se ha hecho eco de su historia durante dos días", ahora que este perro gallego va a ser un ciudadano más de la comarca de Osaka.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información