Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC posterga a enero el posible acuerdo con el PSOE para la investidura de Pedro Sánchez

Los republicanos reconocen que han puesto sobre la mesa de negociación con el PSOE la situación de los políticos independentistas presos

Gabriel Rufián, en la rueda de prensa de ERC, en Barcelona, este lunes. En vídeo, declaraciones de Marta Vilalta.

Esquerra Republicana ha enfriado aún más la posibilidad de una investidura inminente del socialista Pedro Sánchez. La portavoz de la formación, Marta Vilalta, ha asegurado este lunes en rueda de prensa que las posiciones siguen alejadas y por tanto ubica un eventual pacto "después de Navidad o después de fin de año", descartando así la fecha del 27 de diciembre y fijando el horizonte del mes de enero. Los republicanos también han reconocido que han puesto sobre la mesa de negociación con el PSOE la situación de los políticos independentistas presos, ya que consideran que "la activación de la vía política implica parar la vía judicial", ha explicado Vilalta. ERC y PSOE se reunirán este martes en Barcelona, en un sitio aún sin especificar.

"No se puede negociar con prisas y el posible acuerdo irá a enero, porque vemos complicado avanzar en los próximos días", ha añadido Vilalta, que es parte de la comisión negociadora de los republicanos. La portavoz ha invitado a Sánchez a que "mueva ficha" si quiere agilizar la investidura. "Si hay voluntad del PSOE de activar la vía política tiene que haber gestos", ha dicho. La portavoz republicana también ha querido dejar claro que en caso de que no llegue a un acuerdo, a su formación "no le temblarán las piernas" para votar no en la investidura.

El calendario que prevé Esquerra termina sepultando los planes de los socialistas y de Unidas Podemos de tener el Gobierno listo antes de que termine 2019. En ERC han querido transmitir que el calendario viene lleno de resoluciones de tipo judicial y político que pueden ser determinantes en las negociaciones de cara a la investidura. La lista incluye la decisión de la justicia europea sobre la inmunidad de europarlamentario de Oriol Junqueras (y su derivada con el expresidente Carles Puigdemont), la sentencia del juicio contra el president Quim Torra (que podría implicar su inhabilitación) y la clasificación de los políticos en prisión. Todos estos eventos "condicionan la totalidad de la negociación", ha dicho Vilalta.

La situación de los presos, es de hecho, uno de los puntos más delicados. El próximo fin de semana es el límite para que la Generalitat decida la clasificación de los políticos independentistas condenados, el primer paso para que se les pueda dar un régimen de semilibertad. La decisión de las juntas de valoración, sin embargo, puede ser recurrida por la Fiscalía. Vilalta ha asegurado que esa calificación se hace sobre valoraciones "técnicas" y, cree que por tanto, "no tendría que entrar para nada la Fiscalía".

Vilalta también ha querido insistir en que no tiene ningún tipo de compromiso con la gobernabilidad y estabilidad del Gobierno de España. "No estamos aquí para negociar el peix al cove [pájaro en mano, la forma en que la CiU de Jordi Pujol negociaba la gobernabilidad en España]. Esos tiempos ya han pasado", ha afirmado.

Esquerra pone como condición para abstenerse que el posible Gobierno de PSOE–Unidas Podemos ponga en marcha, tras la investidura, una mesa de diálogo sobre el conflicto político catalán entre representantes del Ejecutivo central y el autonómico. Esa negociación deberá tener, piden en ERC, un calendario definido, sin temas tabú (los republicanos pondrán sobre la mesa la autodeterminación) y con “garantías de cumplimiento”. La abstención de ERC y el sí de varios partidos nacionalistas no independentistas son necesarios para que Sánchez sea investido en segunda vuelta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información