Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alcaldesa Noelia Posse: de albañil municipal al ordeno y mando en Móstoles

El 21 de octubre se llevará al pleno su reprobación. El PSOE, mientras tanto, debate su continuidad en la comisión regional de ética

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, en su despacho del Ayuntamiento. En vídeo, entrevista a la alcaldesa.

Si Noelia Posse se marcha podrá volver a su plaza de albañil. La alcaldesa de Móstoles obtuvo un puesto fijo en un concurso público que celebró el Ayuntamiento el 13 de agosto de 2001. Se presentaron 86 ciudadanos para 27 plazas: 17 para barrenderos, seis para albañil, tres para recogida de residuos y uno para la red de riego municipal. Posse logró la plaza 26 con un 9,5 en el examen. La última fue para Rebeca Prieto, actual concejal de presidencia y persona de su máxima confianza, que obtuvo otro 9,5. Ninguno de los restantes sacó más de un 6.

“Cuando llegó la hora de trabajar me dijo a mí y al concejal responsable que no sabía coger una paleta y que la llevásemos a un sitio digno”, contó el exalcalde popular de la ciudad entre 2003 y 2011, Esteban Parro, en una entrevista en la Cadena SER en 2018. “La tuvimos que llevar primero a un almacén y después a un despacho. Nunca la hicimos coger una paleta”. El presidente del tribunal de aquel examen era Iván García Yustos, exconcejal de Cultura en Móstoles y hoy subdirector de asuntos institucionales dentro del gabinete de Pedro Sánchez en La Moncloa. Él negó las presuntas irregularidades del concurso: “Si tienen pruebas, que lo denuncien”.

Posse, de 41 años y con dos hijos, entró en política a finales de los noventa. Desde 2001 a 2011 fue secretaria general de las Juventudes Socialistas de Móstoles. Según su propio currículum —en el que obvia la plaza como albañil tiene estudios universitarios de Trabajo y Educación Social. En 2003 entró por primera vez en las listas del PSOE como número 10. En 2012 dio un paso adelante e inició la batalla por el control de la tumultuosa agrupación mostoleña enfrentándose al candidato David Lucas. Y perdió.

La actual alcaldesa era muy contraria al entonces secretario regional Tomás Gómez, que ordenó el cierre del grupo socialista local durante cuatro años. Lucas, sin embargo, volvió a contar con ella como número seis para los siguientes comicios. Y venció. El PSOE tomó el bastón de mando de la segunda ciudad más poblada de la Comunidad tras 12 años de Gobierno del PP. Pero tres años después hubo otro terremoto en la asociación: Lucas anunció su dimisión. “Me voy por unos motivos personales que me guardo”, dijo. ¿Fue por Noelia Posse? “No quiero decir nada. Ya estoy alejado de todo”, cuenta ahora por teléfono. Aquel 24 de enero de 2018, Lucas anunció por sorpresa que dejaba la alcaldía acompañado de sus concejales. Entre ellos estaba Posse, que llegó a emocionarse.

Pero cuatro días después se convirtió en la primera alcaldesa de Móstoles, pese a ir como número seis en las listas. "David Lucas no se fue por presiones. Él apoyó en su momento a Susana Díaz y otros compañeros apostamos por Pedro Sánchez", dijo Posse en una entrevista con este periódico. “Siempre supo tejer muy bien sus alianzas”, cuenta una persona de su confianza. En las listas de 2019 armó un equipo a su medida. De las listas de 2015 solo repitieron ella y otra concejal. Algunos tildaron la papeleta electoral del PSOE como “la lista del cumpleaños” de la alcaldesa.

26 de mayo de 2019, el PSOE vence. 19 de junio de 2019, primer pleno extraordinario. La corporación municipal anuncia una subida del sueldo del 16,75% para la alcaldesa, que pasará a cobrar 82.000 anuales (frente a los 70.236 de la pasada legislatura) y de 73.800 para el resto de los concejales; 7.000 más. Septiembre de 2019. Posse contrata a su hermana como coordinadora de redes sociales, asciende a su tío a director técnico de deportes, ficha a una amiga de la infancia como coordinadora de su gabinete, añade un complemento de 800 euros para su expareja y coloca a un íntimo amigo de una compañera. El pasado domingo la regidora dio una entrevista a La Sexta:

— ¿Es nepotismo?

— Yo creo que no.

Posse argumenta que en todas sus decisiones hay matices. “Yo no me subo el sueldo, lo sube el pleno”. En la última entrevista con este diario se justificaba en tercera persona: “Se ha vendido a la ciudadanía que Noelia Posse ha contratado a sus familiares y se van a quedar aquí para siempre. Se ha rodeado de personas de absoluta confianza que en este caso eran su hermana y su tío”. Quienes trabajan con ella día a día dicen que está rodeada de un grupo de confianza formado por tres mujeres que, además, son íntimas amigas. Su directora de gabinete, Vicenta Palomo, y sus concejalas Rebeca Prieto y Marisa Ruiz. “Es inaccesible. Son su guardia pretoriana”, cuenta otro funcionario.

Los 10 concejales socialistas gobiernan en coalición junto a dos ediles de Más Madrid Móstoles y dos de Podemos. “Su estilo de trabajar es demasiado solitario y unilateral”, cuenta Gabriel Ortega, concejal de Cultura por Más Madrid, que pide ya su dimisión. Mónica Monterreal, portavoz de Podemos, se desmarca: “Nos ha respetado el acuerdo de programa. Yo no voy al trabajo a hacer amigos, como alcaldesa no he tenido ninguna pega”. En la oposición se frotan las manos: “Tiene un talante dictatorial. Es una persona muy soberbia”, opina Mirina Cortés, del PP. “Es muy egocéntrica y muy infantil”, dice Israel Díaz, de Vox. “La imagen de Móstoles se está perdiendo”, argumenta José Antonio Luelmo, de Ciudadanos. El 21 de octubre se debatirá en el pleno su reprobación. El PSOE, mientras tanto, debate su continuidad en la comisión regional de ética.

Hace poco más de un año Posse llenó de carteles algunas marquesinas de Móstoles con la campaña Díselo a tu alcaldesa. Una foto de ella invita a cualquier ciudadano a llamar a un teléfono gratuito para contar sus ideas de la ciudad o pedir una cita en su despacho. Del resultado de la iniciativa apenas se sabe.

Ocho cargos puestos en duda

Los primeros 100 días de Posse como alcaldesa han estado envueltos en polémica por los nombramientos de miembros de su familia. Todo estalló el 6 de septiembre por el fichaje de su hermana como coordinadora de redes sociales y poco después se conocía el ascenso a su tío. A partir de ahí se puso la lupa sobre todo su equipo. Ocho cargos han sido puestos en duda, entre ellos un gerente sin experiencia, una amiga íntima y una expareja. Parte de la polémica se debe a la relación de Posse con esas personas, parte a las dudas sobre la capacitación de estas para ocupar puestos técnicos. Ha habido dimisiones y ceses. La justicia ha revocado un nombramiento, el de Jesús Miguel Espelosín, hijo de un histórico dirigente socialista y nombrado gerente de Urbanismo. Según el juez, carecía de experiencia previa para ocupar el puesto.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información