Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat revisará el uso de Google en las aulas

La entidad Xnet denuncia la “opacidad” en el uso de los datos de los alumnos por parte de la multinacional tecnológica

Alumnos de primaria de la escuela Sant Jordi de Vilassar de Dalt (Barcelona) utilizan una pizarra digital.
Alumnos de primaria de la escuela Sant Jordi de Vilassar de Dalt (Barcelona) utilizan una pizarra digital.

El uso de Google en las aulas catalanas está en entredicho. Después de la alerta de la asociación de derechos digitales Xnet sobre la “opacidad” del uso de los datos de los alumnos por parte de la multinacional, el consejero de Educación, Josep Bargalló, anunció este miércoles que revisará “todo lo que haga falta” sobre la utilización de herramientas de Google —como el correo electrónico o el procesador de textos— en las escuelas.

Ante la denuncia de Xnet, Educación se escudó en que cada centro es autónomo para decidir qué software utiliza. Hace dos semanas, no obstante, mandó una circular a los centros en la que recomendaba el uso de Google, Microsoft u otra opción, de código libre, que “requiere una gestión técnica avanzada”. Xnet insiste en alternativas como esta última, pero con el apoyo técnico de la Generalitat para que sean fáciles de utilizar.

Para zanjar la polémica Bargalló se comprometió  a revisar el uso de estos softwares, pero rechazó cualquier tipo de prohibición. “Hablan como si nosotros no quisiéramos tecnología en las escuelas y tenemos un gran amor por la tecnología”, reaccionaba Simona Levi, cofundadora de Xnet, entidad miembro de la asociación internacional European Digital Rights. La organización participará en un grupo de trabajo con Educación y el Departamento de Políticas Digitales, con el que Levi también colabora para elaborar una carta de derechos digitales, para estudiar el uso de estos softwares.

Cecilia Bayo es madre de una criatura que cursa sexto de primaria de un centro de Barcelona. El curso pasado, recibió un documento para dar su consentimiento a la utilización de Google Suite en clase, el paquete que incluye el procesador de texto que permite el trabajo en equipo, la hoja de cálculo, un chat y el correo, entre otros. “Me sorprendió y me alarmó”, recuerda. “Se trata de una empresa de datos y publicidad que hace de proveedor a una escuela pública”, valora. Al final firmó el documento, pero mostró su disgusto a la escuela. Y explica que unos padres de la clase declinaron firmar. No obstante, acabaron haciéndolo porque su hija se sintió apartada. “Los profesores están sobrepasados de trabajo y no tienen ni tiempo ni conocimiento para pensar en otras plataformas”, asegura Bayo respecto a la facilidad de instalación de las herramientas más conocidas. Google ofrece incluso cursos gratuitos a los profesores.

Xnet lamenta que Google "fiche" a los niños "desde los 10 años" y que tenga acceso a sus perfiles psicológicos y académicos, calendario escolar, notas y calendario. Esta es la moneda de cambio que la asociación ve ante la gratuidad de los programas. Sin embargo, Google defiende que siempre ha estado "firmemente comprometida con mantener privada y segura la información de los estudiantes". La compañía sostiene que su paquete educativo "no está financiado por anuncios y es un servicio sin publicidad". Subraya también que no gestiona los datos de los alumnos porque no le pertenecen.

Educación, por su parte, destaca que Google cumple con la nueva ley de protección de datos europea (GDPR). “No me imagino ningún centro tomando una decisión que vaya en contra de garantizar la intimidad y seguridad a todos los niveles, también digital”. agregó ayer Bargalló.

Herramientas prohibidas en Alemania

El Departamento de Educación, que niega tener ningún acuerdo con Google, ha encargado esta semana un informe para cuantificar el uso del paquete del gran buscador en las escuelas e institutos catalanes. Xnet deduce que es mayoritario.

Este debate, sobre unos datos escolares custodiados por una empresa norteamericana y la soberanía tecnológica, no se ha desatado por primera vez en Cataluña. El estado alemán de Hesse, con una población de seis millones, prohibió el julio pasado el uso del paquete Office 365 de Microsoft y los servicios de almacenamiento en la nube de Google y Apple en las escuelas alegando riesgos en la privacidad. El anuncio de la prohibición coincide en el tiempo con el inicio de la negociación entre Educación y Xnet.

“No retrasaremos a nuestros centros respecto a la sociedad”, dijo Bargalló en un rechazo a plantear cualquier tipo de prohibición. El consejero dijo que la Generalitat no pondrá “barreras a nadie que cumpla con la normativa europea de seguridad” y destacó que “nunca promoverá una determinada compañía servidora de productos”, pese recomendar Google y Microsoft a los centros y haber migrado el Departamento a partir de 2010 el correo electrónico de los docentes y otros servicios de la Red Telemática Educativa de Cataluña (XTEC) a Google Suite.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >