Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las escuelas impulsan vocaciones científicas, tecnológicas y matemáticas

El Plan STEMcat pretende ser “una pequeña revolución en el sistema educativo” y motivar que más chicas opten por estos ámbitos

escuelas
Alumnos de primaria en una escuela de Barcelona.

Promover, identificar y aumentar las vocaciones científicas, tecnológicas, de ingeniería y matemáticas del alumnado. Este es el propósito que tiene el Plan STEMcat, aprobado este martes por el Govern y presentado este miércoles por el consejero de Educación, Josep Bargalló y el consejero de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró.

Este proyecto, presentado como “una pequeña revolución en el sistema educativo”, pretende impulsar entre los alumnos vocaciones en materia de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas para encarar algunos de los retos del futuro. “Estamos abocados a una sociedad donde los puestos de trabajo de tecnología, científicos y de ingeniería cada vez son más y piden mejor formación”, ha explicado Bargalló.

Para ello, se pretende incrementar el número de alumnos graduados y la proporción de mujeres en estos estudios, así como mejorar las competencias en la educación obligatoria y la orientación personal, académica y profesional. “Hay pocos alumnos de estos estudios y, encima, pocas son mujeres”, ha lamentado Bargalló. Esta cuestión es “producto de una mala orientación y de una etiqueta anticuada según la cual son estudios masculinos”, ha afirmado. Por este motivo, asegura que es necesaria “la mirada de género en estas vocaciones y ocupaciones”.

Puigneró ha destacado que las profesiones del ámbito digital y tecnológico aumentarán en el futuro y que, además, están mejor pagadas. "Si no fuésemos capaces de motivar a que más niñas decidan trabajar en el ámbito digital, incrementaríamos esta desigualdad de género”, ha dicho el consejero.

Además, Bargalló ha asegurado que en los presupuestos de 2020 habrá una partida específica para este plan y los recursos necesarios para llevar a cabo aspectos de formación y dotar de tecnología a los centros. Aunque sin especificar la cantidad presupuestaria, se trata de “una cifra millonaria”, ha confirmado Bargalló.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >