Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento anula el concurso del polideportivo de Cuatro Caminos para privatizar su gestión

El gobierno municipal avanza que su intención es utilizar esta forma en más equipamientos públicos

Polideportivo de Cuatro Caminos
Proyecto de centro deportivo que queda anulado.

Después de varios años de espera, un par de meses antes de las elecciones del pasado mayo, los vecinos de Cuatro Caminos pensaron que su centro deportivo por fin echaba a andar. El Ayuntamiento, entonces gobernado por Manuela Carmena, abrió una licitación con un presupuesto de 10,64 millones de euros para su construcción. El nuevo gobierno municipal ha parado el proceso para empezar de cero y privatizarlo. Fuentes municipales avanzan que su intención es extender esta fórmula a otros proyectos.

"Nuestra filosofía es la de la colaboración público-privada, es decir, la gestión indirecta", subrayan fuentes del Área de Obras que confirman la información avanzada por SomosChamberí. "El dinero público hay que gastarlo de la manera más eficiente", continúan.

Según la memoria que justifica la decisión, fechada el pasado 17 de junio, la nueva corporación se inclina por la figura contractual de concesión de obra pública. "El concesionario se obliga a ejecutar la obra destinada al uso público, a cambio de la facultad que la Administración le transmite de percibir cantidades de dinero de los usuarios por tiempo limitado, como un medio de cubrir el costo de las obras", explica el documento. Al término del periodo de concesión, que puede durar varias décadas, la Administración municipal debería recuperar el edificio.

Para obtener rentabilidad del proyecto, el Ayuntamiento puede ceder otras zonas o terrenos para que se realicen "actividades complementarias o comerciales". Entre los posibles proyectos para que el concesionario obtenga rédito económico, cita establecimientos de hostelería, zonas de ocio, estacionamientos, locales comerciales, etc.

Ahorro

La Corporación subraya el "ahorro económico importante" que podría obtener al privatizar la construcción y gestión del polideportivo. Para anular una adjudicación o contrato, la Administración debe demostrar razones de interés público.

"Para el ciudadano, que la gestión sea directa o indirecta no es significativo. Los precios para el público son los mismos", afirman fuentes municipales.

"Nosotros creemos que la gestión pública puede ser eficaz", afirma el exdelegado de Economía y Hacienda del gobierno de Manuela Carmena, que siguió la vía opuesta y recuperó la gestión de cinco polideportivos. Para Jorge García Castaño, la gestión municipal "garantiza mejor el acceso a todos los sectores sociales y a deportes y actividades que no necesariamente son tan rentables". "Parece que el tripartito va a optar por la privatización de los servicios cuando pueda", afirma el concejal de Más Madrid, que recuerda que era "un equipamiento que ya está en marcha, como otros 25, y que es muy necesario para el barrio".

"Recientes encuestas confirman que los centros deportivos con los que los madrileños muestran una mayor satisfacción son los de gestión indirecta", añade el Área de Obras.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información