Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat promete a las universidades doblar su financiación en 2025

Los rectores, descontentos de su reunión con Quim Torra del miércoles

Joan Elias (izquierda), durante su comparecencia.
Joan Elias (izquierda), durante su comparecencia.

Los rectores de la ocho universidades públicas catalanas se reunieron el miércoles con el presidente Quim Torra para exponerles sus problemas de financiación, y de paso, hicieron una carta a los Reyes sobre el monto que necesitarían para superar los recortes durante la crisis. Los campus pidieron llegar a los 1.300 millones de aportación pública en un lustro, lo que supondría casi doblar la actual y que la Generalitat aceptaría. “Pedimos 1.300 millones para 2025, y así lo propuso también la Secretaría de Universidades”, admitió este jueves Joan Elias, rector de la Universidad de Barcelona, que compareció en el Parlament en calidad de presidente de la ACUP, que agrupa los campus públicos.

 

Los rectores consideran "imprescindible" este incremento, aunque admiten que será difícil de conseguir por "la falta de compromiso" del Gobierno catalán, después de la reunión del miércoles, que "fue fatal", según uno de los asistentes. También lamentan la ausencia del vicepresidente de Economía, Pere Aragonès. De hecho, Elias no quiso dar detalles del encuentro a los diputados, que preguntaron en varias ocasiones sobre ello.

Elias avanzó que este viernes la ACUP hará público un manifiesto explicando los problemas y las soluciones del sistema universitario, que también listó ante los grupos parlamentarios y ante algunos de los rectores. Los campus se quejan del envejecimiento de las plantillas, porque tienen limitaciones para sustituir las jubilaciones. También de la falta de recursos para mantenimiento. “La Universidad de Barcelona tiene 600.000 metros cuadrados y solo podemos destinar dos millones al año a mantenimiento. Así dificilmente se pueden renovar materiales o edificios. Necesitaríamos 20 millones”, pidió Elias. Y todo ello debido a la caída de la aportación de la Generalitat -que ha pasado de 900 millones en 2010 a 760 millones en 2017- que supuso tomar una medida muy impopular. “El descenso de la financiación pública se ha compensado con el aumento de las tasas”, admitió Elias. El rector aseguró que este encarecimiento ha sido “un problema” y dejó entrever que ha supuesto una barrera para los alumnos con menos recursos. “Solo el 10% de alumnos procede de entornos desfavorables o de familias con niveles de formación bajos”.

 

La lista de peticiones de las universidades está encabezada por “un plan de choque” para mejorar la financiación y recuperar los 900 millones de forma inmediata y subir progresivamente hasta los 1.300 millones. También piden otro “plan de choque” para renovar plantilla y así “reducir la interinidad y la precariedad” actual, ya que los campus admiten que han tenido que recurrir a la figura de profesores asociados, con sueldos muy bajos, para cubrir puestos estructurales y de responsabilidad. Igualmente piden poner en marcha el Pacto Nacional para la Sociedad del Conocimiento, de donde debe salir un nuevo de modelo de financiación, explicó, “pero que todavía no se conoce porque no está escrito”. En este sentido, pidió un sistema más estable. “No puede ser que tengamos que esperar al día antes de Navidad, y no es broma, al día antes de Navidad, para conocer la aportación del año siguiente”, lamentó.

 

Otra de las peticiones de los rectores pasa por la reducción de un 30% de las tasas, que ya aprobó el Parlament, “pero poco a poco para no castigar las finanzas de la universidades”, pidió Elias. También piden que el Parlament renueve los cargos de los Consejos Sociales, “porque algunos tienen el mandato caducado desde 2017”, se quejó.

 

Elias resumió así su reunión con el Gobierno catalán del miércoles. “Pedimos más medios y más autonomía para hacer lo que hemos demostrado que sabemos hacer: mantener un sistema universitario de éxito”. El rector defendió que los campus generan 45.000 lugares de trabajo, suponen más del 1% del PIB y que son un sector rentable, ya que por cada 100 euros de inversión, las universidades retornan más de 300, según sus datos. “Ya me gustaría a mí tener un fondo de inversión con este retorno”, bromeó Elias. El portavoz de los rectores recordó que a pesar de las penurias económicas por los recortes, las universidades han logrado mantenerse en puestos de prestigio de los ránquings internaciones, pero ha advertido que este “modelo de éxito se está ralentizando” y que “dentro de poco la posición de los ránquings empeorará”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >