Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Universidades públicas avisan de su “grave” crisis financiera

Los centros públicos se quejan de que las aportaciones de la Generalitat han caído de 900 millones de euros en 2010 a unos 700 millones actualmente

Una estudiante en un pasillo de la UAB.
Una estudiante en un pasillo de la UAB.

Las universidades públicas catalanas, asociadas en la ACUP, se sumaron este lunes al grito de alerta sobre la asfixia económica que padecen y que el jueves pasado lanzó la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Entonces, la rectora Margarita Arboix hablaba de situación “insostenible” y anunciaba que el campus volvía a registrar números rojos, ya que cerró el pasado año con 3,2 millones de déficit.

En un comunicado conjunto, este lunes las siete universidades públicas alertaron de su “grave situación financiera” y reclamaron “con urgencia” a la Generalitat una mejora de la financiación pública “que permita revertir la situación económica” en que se encuentran. Las universidades se quejan de que las aportaciones de la Generalitat han caído de los 900 millones en 2010 a unos 700 millones actualmente.

Pocos minutos después, la Secretaría de Universidades respondía con otro comunicado en el que achacaba a la falta de inversión en estos centros educativos a “la actual situación financiera de la Generalitat, con unos presupuestos prorrogados y un control extraordinario de la financiación autonómica por parte del Gobierno español, añadido a un déficit fiscal histórico”. La falta de presupuestos autonómicos —llevan dos años prorrogados— provoca que no se puedan inyectar los 72 millones previstos en los campus. Con todo, la Secretaría de Universidades asegura que en marzo ya anunció su voluntad de destinar este año 42 millones a eliminar el déficit acumulado de los campus.

Una prioridad

Las universidades piden al Govern que complete la revisión del modelo de financiación de los campus iniciado en 2017 y recuerdan que tras años de déficit se han aplicado considerables recortes, especialmente importantes en las universidades más grandes. A pesar de esos ajustes, los campus esgrimen que algunos de ellos han conseguido mantenerse en posiciones importantes en varios rankings estatales e internacionales. “Esta situación está en peligro, dado que la financiación actual es inferior al de hace una década, lo que es insostenible”, alertan.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información