Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rebelión de los ecologistas contra la Lei do Patrimonio Natural de la Xunta

Los principales grupos de defensa ambiental aseguran que la nueva norma, en fase de tramitación parlamentaria, "va en contra de la realidad de Galicia"

Una turista llega a las islas Cíes.
Una turista llega a las islas Cíes.

Cuatro colectivos ecologistas han criticado este martes la Ley gallega de Patrimonio Natural que se encuentra en tramitación parlamentaria por tratarse de un texto que "va en contra de la realidad social y natural de Galicia" además de recoger aspectos "incomprensibles" como la limitación de superficie para que un área sea declarada como parque natural.

Representantes de los colectivos Sociedade Galega de Historia Natural (SGHN), Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galiza (ADEGA), Rede Galega de Custodia do Territorio y la Sociedade Galega de Ornitoloxía (SGO) han mantenido un encuentro este martes con diputados de los grupos parlamentarios de PSdeG-PSOE, En Marea y BNG para abordar el texto legislativo, que encara los últimos plazos para su aprobación definitiva.

Antes, los portavoces de las entidades ecologistas han ofrecido declaraciones a los medios a las puertas del Pazo do Hórreo. Allí, han realizado una enmienda a la totalidad de la ley de la Xunta, a quien afean que no haya contado con la participación de los grupos conservacionistas, por lo que, según Óscar Rivas (SGO), "se pierde una oportunidad para tener una herramienta adecuada para enfrentar los problemas de conservación natural en Galicia".

"Quieren celebrar el Xacobeo verde, pero con el verde eucalipto. Buena parte del Camino Francés transcurre hoy bajo la hojas del eucalipto. Es una de las cosas que más le llaman la atención a los peregrinos. A lo mejor queremos hablar del Xacobeo y la Galicia verde, pero igual hablamos de verdes diferentes", ha apuntado Serafín González (SGHN).

En palabras de Fins Eirexas (Adega), el Gobierno gallego "justifica la necesidad" de sacar adelante una nueva ley que "actualice" la normativa autonómica vigente, que data de 2001 y que "ha sido incumplida sistemáticamente" por parte de la Xunta.

"No entendemos a qué viene esta normativa y la prisa (del Gobierno gallego) por aprobarla por esta vía, obviando la participación pública y de los grupos ecologistas, que ni siquiera fuimos llamados a comparecer para que se nos escuchase", ha aseverado Eirexas, que ha calificado de "burla" un texto que "obvia" aspectos como las especies protegidas e invasoras, los ecosistemas de las rías o la lucha contra el cambio climático.

Y es que, según el secretario ejecutivo de Adega, la Xunta "olvida" los "aspectos más avanzados" de la ley estatal de patrimonio natural aprobada en 2007 "porque no interesa aplicarlos". "Reclamamos que se cumpla la ley de 2001. Si no se mejora, esta ley no es necesaria. Sería mejor quedarnos como estamos", ha apostillado Óscar Rivas.

Para el presidente de la Sociedade Galega de Historia Natural, Serafín González, uno de los aspectos más "incomprensibles" de la ley de la Xunta es la limitación a la superficie máxima que puede tener un área para ser declarada como parque natural, una medida que "no tiene parangón a nivel estatal".

"Ese límite lo incumplirían cinco de los seis parques naturales que hay en Galicia", ha apuntado González, que subraya que solo el parque del Xurés "cumpliría" lo establecido por ley. "La intención es clara: no declarar más parques naturales", ha apostillado.

Así, recuerda, "demandas sociales" como la declaración como parque natural del Monte Pindo "sería imposible" con la nueva ley de la Xunta, a quien también acusa de no querer ampliar la Red Natura 2000, "que lleva 15 años en un cajón".

Asimismo, también tacha de "error enorme" que el texto "no tenga en cuenta" los humedales, que quedaron excluidos "de la ley del agua y ahora también en la Ley de Patrimonio Natural cuando son uno de los ecosistemas más amenazados y más valiosos".

Además, lamenta que en la nueva normativa "no deje meridianamente claro que las herramientas de protección del territorio y del medio natural prevalezcan ante los intereses urbanísticos".

Por su parte, el vicepresidente de la Rede Galega de Custodia do Territorio, Fernando Bandín, ha alertado que los actuales acuerdos de custodia vigentes en Galicia "no" entran dentro de los parámetros que establece la nueva norma y "no podrían acceder a ningún tipo de beneficio".

Los acuerdos de custodia de territorio son una herramienta por la que dos partes se comprometen a mejorar o conservar el medio natural del terreno o parte del terreno del propietario. Según Bandín, la ley de la Xunta "limita" esta figura "de una forma muy clara" porque en su definición "excluyen todso los acuerdos de donación, legal o testamentaria, de parcelas que se incorporan a la custodia del territorio".

En esta línea, y tras apuntar que el Gobierno gallego "rompe" con una tradición "de más de un siglo en todo el mundo", Bandín considera que el "segundo aspecto grave" es que la ausencia de una normativa sectorial en Galicia limita la duración de los convenios de custodia a solo cuatro años.

"Si plantamos un roble para replantar una 'fraga' no es para que dure cuatro años, es para que dure cien. Bastaría que esta ley considerara que los convenios puedan tener un límite máximo de 50 años para mejorar mucho nuestra capacidad par hacer convenios con la administración", ha aseverado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >