PACTOS POSTELECTORALES

El PSOE recupera Alcobendas gracias a un pacto con Ciudadanos

Ciudadanos consuma su órdago y aparta del poder a Ignacio García de Vinuesa (PP)

La investidura de Rafael Sánchez Acera.
La investidura de Rafael Sánchez Acera.Ayuntamiento de Alcobendas

Ignacio García de Vinuesa, del PP, no continuará siendo el alcalde de Alcobendas. Lo ha impedido este sábado los votos de PSOE y Ciudadanos, que suman 14 concejales (la mayoría absoluta). Ambas formaciones anunciaron el pacto poco antes de iniciarse el pleno de constitución. Entre otras cosas, el acuerdo prevé que asuman la alcaldía durante dos años cada uno. El primero en hacerlo será el socialista Rafael Sánchez Acera, que obtuvo nueve ediles. En la segunda parte del mandato el bastón de mando pasará a Miguel Ángel Arranz.

Ciudadanos, con cinco ediles, ha cumplido el órdago que lanzó días atrás. La formación que preside Albert Rivera se había mostrado dispuesta a favorecer un gobierno del PP, pero solicitó que Vinuesa, regidor desde 2007, no tomara su acta, a lo que este se negó. El ya exregidor, con rostro serio, ha formado parte de la mesa de edad. Durante la sesión plenaria, que ha durado una hora, los concejales del PP han votado por “Ignacio García de Vinuesa, ganador de las elecciones”. De esa manera, han subrayado que Vinuesa venció en las elecciones del 26 de mayo, pero solo obtuvo 10 concejales, a cuatro de la mayoría absoluta.

Los gritos de “sinvergüenzas”; “pelotas” y “no nos representáis” tomaron la sala cuando los ediles de Ciudadanos emitieron su voto a favor de Sánchez Acera. Otra parte del público les jubiló. “Unos ganan y otros pierden”, ha resumido una de las presentes, que apoyaba abiertamente al único concejal de Podemos, Eduardo Andradas, que se ha votado a sí mismo. Sánchez Acera obtuvo finalmente los 14 votos que necesitaba. Ha sido el propio Vinuesa el que le ha impuesto la banda de alcalde. En el acto han estado presentes algunos diputados regionales, como Alfonso Serrano, del PP, y la socialista Pilar Sánchez Acera, hermana del nuevo alcalde.

17 compromisos políticos

El pacto firmado por PSOE y Ciudadanos recoge que ambos partidos formarán un gobierno de coalición durante los cuatro años. Se repartirán la alcaldía dos años cada uno: primero será para los socialistas y, coincidiendo con el ecuador del mandado, pasará a la formación naranja. El acuerdo programático recoge otros 17 compromisos políticos, entre los que destacan la rebaja de impuestos a familias, desempleados y autónomos; la regeneración democrática; medidas cívicas de respeto al medio ambiente, la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres y precios asequibles para acceder a viviendas públicas.

“Tomaremos decisiones en beneficio de los vecinos en un momento en el que la política está cambiando. Es momento de diálogo y pacto. Las nuevas fórmulas son una necesidad. Hagamos de la necesidad, virtud”, han sido las primeras palabras del nuevo alcalde. Sánchez Acera ha asegurado que apostará por los servicios públicos y que tratará de acabar con las desigualdades sociales de la ciudad. “Es un desafío en el que no podemos dejar a nadie atrás”, ha insistido el socialista, que abrirá “un tiempo de diálogo permanente”.

Miguel Ángel Arranz, portavoz de Ciudadanos, destacó que su partido ha cumplido con lo que dijo durante la campaña electoral: “Habrá un gobierno moderado, liberal y progresista para abordar los retos de la ciudad”. Sin embargo, Arranz insistió que el acuerdo con los socialistas no significa “ningún cheque en blanco”. Algunos asistentes le llamaron “traidor” mientras citaba al poeta Antonio Machado. Vinuesa ha aprovechado su turno de palabra para relatar lo ocurrido. Ha explicado que se reunió con Ciudadanos, que le pidió que no recogiera el acta de concejal. “La propuesta es indigna. Va en contra del carácter democrático”. El candidato del PP ha destacado que ha conseguido el 45% de votos más que mi partido en las generales del mes anterior, “una señal inequívoca de que los vecinos querían que siguiera en el gobierno”. Vinuesa ha sorprendido al publico al explicar que acabo accediendo al “chantaje”, pero que a Ciudadanos no le interesó seguir negociando. “Espero que el nuevo alcalde acierte por el bien de Alcobendas, pero soy escéptico porque tiene el camino trufado. Nos vamos a la oposición con la cabeza muy alta”, ha concluido Vinuesa entre aplausos.

Con este acuerdo, los socialistas recuperan una localidad que gobernaron ininterrumpidamente entre 1979 y 2007, cuando el propio Vinuesa les apartó del poder. El popular ha ganado cuatro elecciones consecutivas, aunque esta última vez no le ha bastado para mantener la alcaldía. Alcobendas, al norte de la región, es una localidad de 120.000 habitantes que presenta diferencias abismales entre sus barrios. Las estadísticas lo confirman como uno de los municipios más ricos de España, con una renta per cápita por encima de los 50.500 euros. Sin embargo, el último informe elaborado por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, que data de 2014, revela que el 1% de sus contribuyentes acumula el 27% de la riqueza.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50