Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
26M

Martínez-Almeida, la tenacidad del nuevo alcalde de Madrid

Domina la escena tanto en los mitines, en los que le gusta introducir algún toque de humor, como en sus intervenciones plenarias

José Luis Martínez-Almeida, nuevo alcalde de Madrid, retratado durante la campaña electoral. En vídeo, entrevista con Martínez-Almeida para EL PAÍS cuando era candidato, el pasado 10 de mayo.

"Quien gobierna Madrid, al final gobierna en España". Lo ha repetido hasta la saciedad desde que supo que era el más votado de los partidos de derecha en la capital. José Luis Martínez-Almeida (Madrid, 44 años) y su familia —tiene 5 ahijados y es el pequeño de seis hermanos— creen que ser alcalde de Madrid es "un orgullo" y como tal lo festejaron la noche electoral del 26 de Mayo y lo han estado celebrando estas semanas en reuniones y encuentros familiares donde han soltado más de una lágrima. Disfruta en una buena mesa y si es con un chuletón por medio, mucho mejor. Sus sobrinos han manejado las redes sociales para impulsar la candidatura del padrino, “tío Pepito”, a una de las alcaldías más significativas de España y a la que llega en un momento dulce para la marca Madrid, con una proyección internacional importante tanto en el aspecto cultural —conciertos musicales todas las noches, las mejores obras teatrales, musicales en la Gran Vía, la mayor Feria del Libro— como social.. [80 medidas para borrar el legado de Carmena]

Su habilidad como orador en el Consistorio es reconocida tanto por los ediles de su partido como por los de otras formaciones políticas. “Es divertido, tiene retranca y maneja bien la improvisación”, apuntan ediles de la anterior corporación. A él le afecta poco Madrid Central, sus desplazamientos por la ciudad los hace en moto, pero ha sido azote de la exalcaldesa Manuela Carmena con respecto a este tema. Se comprometió, desde que fue elegido candidato para presidir el Ayuntamiento por el Partido Popular, a modificarlo. Lo que no se sabe es si a partir de que tome el bastón de mando dejará que todos los vehículos circulen por la Gran Vía, introducirá pequeñas modificaciones o lo mantendrá tal como funciona en estos momentos.

Pablo Casado lo eligió para recuperar el poder en uno de sus tradicionales bastiones. Una vez cumplido el objetivo, este político emergente dentro del PP afiliado desde los 20 años, fiel al presidente del partido, tratará de recuperar esos miles de votos que abandonaron su partido para entregárselos a Ciudadanos o la ultraderecha de Vox. Durante las negociaciones para establecer acuerdos de gobierno, ha dado la sensación que se mantenía en un segundo plano, como si la cosa no fuese con él, pero ha estado perfilando hasta el último detalle.

Sacó las oposiciones de abogado del Estado y trabajó como tal en varias ciudades españolas. Procede de una familia monárquica y con una larga tradición jurídica, aunque  en su árbol genealógico un abuelo al que le gustaba la farándula: José Luis Navasqüés, dueño de los estudios Chamartín, que logró el Oso de Plata en la Berlinale de 1955 por la película Marcelino pan y vino. La estatuilla estaba en las estanterías de la casa familiar. Para Martínez Almeida este está siendo su mejor año, pero también el peor: su madre, a la que estaba muy unido, falleció hace unos meses.

Su campaña se ha caracterizado por no citar a ninguno de los miembros de su partido que han pasado por el cargo que él ocupa desde este sábado, salvo a Álvarez del Manzano —alcalde entre 1991 y 2003 por el que siente cierta simpatía. Al barco que empieza a navegar en la alcaldía de Madrid le ha quitado toda la carga que lastraba para llegar a puerto. Ni un paquete ni cercano ni próximo ha quedado en las bodegas. Atrás quedan Esperanza a Aguirre, de cuyo equipo formó parte en sus comienzos políticos, e Ignacio González, con quien fue secretario general del Gobierno regional. Durante su trayectoria política ha estado en segundos y terceros planos dentro de la Administración de los sucesivos gobiernos del Partido Popular. Fue director de Patrimonio entre 2007 y 2011.

Este hombre, de misa dominical , forofo del Atlético de Madrid y aficionado al golf, no es tan gris como pudiera parecer. Domina la escena tanto en los mitines, en los que le gusta introducir algún toque de humor, como en sus intervenciones plenarias. Hoy ha dicho dice adiós a la oposición y se pasa al gobierno de la ciudad. Y no de cualquier ciudad, sino de la suya, Madrid.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información