Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ocupación hotelera en Barcelona sube un 3,8% en los primeros cinco meses de 2019

El Gremio de Hoteles alerta de una recuperación más lenta en los establecimientos de lujo

Hotel Almanac de Barcelona.
Hotel Almanac de Barcelona.

La ocupación hotelera en Barcelona creció un 3,8% durante los primeros cinco meses de 2019, según ha detallado el presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, Jordi Clos. Durante estos meses, el precio medio por habitación se ha situado en 129,9 euros, un 2,3% superior al de 2018, y el RevPar (índice de precio por habitación) ha alcanzado los 103,3 euros, lo que representa un incremento del 6,2% en relación al año pasado. Clos se ha congratulado de esta mejoría, pero ha advertido de la más lenta recuperación en los hoteles de lujo.

Durante el pasado mes de mayo, los hoteles de Barcelona alcanzaron una ocupación del 88,5%, y situó al quinto mes del año como el de mayor ocupación de 2019. Estas cifras mejoran en un 2,9% las del año anterior, y el precio medio se situó en 151,2 euros, un 4,4% más caro que el año pasado.

Según ha explicado en rueda de prensa el presidente del gremio hotelero, las previsiones para los próximos meses de verano apuntan a que se mantendrá esta tendencia alcista y estiman que la ocupación para julio y agosto rondará el 85%, un porcentaje muy similar al del año pasado. Clos ha señalado que después “de dos años malos”, Barcelona vuelve a recuperar buenas sensaciones y ocupación hotelera. Y ha animado a seguir trabajando, especialmente, en aspectos como la seguridad y el civismo.

No obstante, Clos ha recalcado que el crecimiento en los hoteles de lujo se ha producido a un menor ritmo, y ha señalado al descenso en el número de congresos organizados en la capital como uno de los causantes. “Barcelona estaba en el número uno de las ciudades que organizan congresos y ahora está en el cuarto puesto. En el 2019 nos han superado Viena, París y Madrid”, ha asegurado Clos, quien además, ha pedido a los políticos mejorar la competitividad de la ciudad a la hora de acoger este tipo de eventos.

Asimismo, ha advertido que aumentar la tasa turística restaría competitividad a la capital catalana y sería un riesgo añadido para ganar estas candidaturas. “No es igual pagar la tasa turística para una habitación que para 20.000, como pueden llegar a reservar algunos congresos”.

El empresario hotelero también ha reclamado al próximo alcalde o alcaldesa que mantenga la relación público-privada que “tanto éxito” ha tenido en el ámbito turístico. Y ha pedido que los próximos gestores del ayuntamiento redoblen los esfuerzos para mantener la marca Barcelona, y tengan “la capacidad para llegar a grandes consensos sobre los grandes temas de la ciudad”. Además, ha recordado que actualmente la inversión hotelera está bloqueada por la moratoria aprobada en 2017, que impide la construcción de nuevos hoteles. Una regulación, que según Clos, ha favorecido el crecimiento hotelero de ciudades cercanas, como L'Hospitalet de Llobregat.

Clos aprovechó la rueda de prensa para anunciar que no se volverá a presentar a la reelección a la presidencia de la corporación, después de haber estado 20 años en el cargo. El próximo 2 de julio, la asamblea general del Gremio de Hoteles de Barcelona, integrada por todos sus miembros, escogerá a los nuevos órganos de gobierno y al nuevo presidente. Hasta ahora, la única candidatura registrada es la que encabeza el también empresario hotelero y vicepresidente segundo del F. C. Barcelona, Jordi Mestre.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >