Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hoteleros alertan de que el turismo de negocios cae en Barcelona

Ocio y trabajo se repartían al 50% entre la clientela, pero los visitantes profesionales caen y son solo el 30%

La terraza del hotel Rec, en la calle del Rec Comtal de Barcelona.
La terraza del hotel Rec, en la calle del Rec Comtal de Barcelona.

Barcelona encadena varios meses de recuperación de la ocupación hotelera después de la brusca caída del primer semestre de 2018, después de la crisis política posterior al referéndum independentista. Con todo, el turismo de negocios encadena años de caída, alertó ayer el Gremio de Hoteles de Barcelona. Si hasta 2014 el turismo de ocio y el de negocios se repartían al 50% la clientela de los hoteles, el peso de los clientes de negocios ha caído hasta representar solo el 30% en 2018. Y a los hoteleros les preocupa porque es el que gasta más en la ciudad.

El presidente del Gremio, Jordi Clos, hizo ayer balance de la actividad hotelera en 2018 y avanzó los datos de los dos primeros meses de 2019, que invitan al optimismo, con aumentos de la ocupación del 6%, en enero, y del 4%, en febrero, en relación al año anterior, y un mantenimiento e incluso ligero incremento del precio medio de la habitación.

Sobre la rápida caída de los clientes que se alojan en hoteles, Clos responsabilizó en gran parte de esta situación a la inestabilidad política en Cataluña, que se llevó algunos congresos que debían celebrarse en Barcelona y que ha provocado la marcha de la sede social de unas 6.000 empresas, que ya no realizan en la capital sus reuniones y encuentros.

“Este descenso tiene que combatirse. Nos resentimos sobre todo en el apartado de reuniones de empresas. Han caído las reuniones ejecutivas y de marketing, y las asambleas generales”, señaló Clos, que también consideró que ha contribuido a la pérdida del turismo de negocio los problemas de inseguridad.

Con independencia del turismo de negocios, los hoteles de Barcelona cerraron 2018 con un 80% de ocupación, muy similar al de 2017, aunque el precio medio de las habitaciones cayó de media seis euros, un 4% menos que el año anterior, quedando en 132,5 euros. “2018 fue menos malo de lo previsto”, reconoció y celebró que los primeros meses de 2019 los datos sean buenos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >