Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de cada cuatro escolares catalanes sufre acoso

Más de la mitad de los alumnos de Primaria ha presenciado algún episodio de 'bullying', según un informe de la Fundació Barça

Uno de cada cuatro alumnos de Cataluña asegura haber sufrido acoso escolar, y un tercio de las víctimas confiesa no haber pedido ayuda, según el informe “El bullying en las escuelas de primaria en Cataluña”. El 51,7% de los alumnos afirma haber presenciado alguna situación de acoso, y el físico se convierte en el principal motivo de los ataques, seguido de los gustos personales, y aspectos como el color de la piel, la cultura o la religión. Además, el 76% de los profesores admiten no sentirse preparados para afrontar estas situaciones.

La Fundació Barça ha organizado este jueves el “II Simposio contra el Bullying” en el que el que se ha explicado que el 24% de los alumnos entre 3º y 6º de Primaria confiesan haber sufrido acoso escolar. El estudio, en el que han participado 41 escuelas, 890 familias, 220 maestros y más de 4.000 niños, revela que la mayoría de las víctimas pide ayuda, aunque un 33,9% no comunica su situación a ningún adulto o amigo. El principal motivo para no buscar auxilio es pensar que la situación va a cambiar o directamente no pensar en ella. Las víctimas también intentan otras estrategias como intentar cambiar el comportamiento del agresor, o buscar la parte positiva a la situación.

El estudio sitúa al insulto directo como principal arma de los acosadores, y muestra una diferencia entre sexos respecto al segundo motivo de los ataques. Mientras que la agresión física aparece como la segunda forma de acoso más sufrida por los varones, para las niñas es la exclusión. En general, los niños sufren más malos tratos que las niñas, y solo ciertos comportamientos como la exclusión o los rumores son más sufridos por las niñas.

En el plano familiar, el estudio afirma que la mayoría tienen un conocimiento limitado sobre si sus hijos padecen bullying y solo 17,5% reconoce que tienen un hijo víctima de acoso. La mayoría (73%) niega que su hija padezca estos ataques y un 9,4% dice no saberlo. Las cifras se reducen todavía más a la hora de hablar de detectar a un hijo agresor, y solo el un 1,7% de las familias admite que alguno de sus hijos acosa a sus compañeros. “La familia es la asignatura pendiente que tenemos en todos los programas de prevención”, ha destacado Juan Calmaestra investigador de la Universidad de Córdoba que ha diseñado un programa de prevención para escuelas.

En informe también advierte sobre la pasividad de las familias a la hora de combatir estas agresiones, ya que un 21,5% de las familias dice no tomar ninguna medida cuando sus hijos observan alguna situación de acoso, y que la mayoría de veces no lo comunican a los maestros. 

El acto organizado en el Auditori 1899 del Camp Nou ha contado con la presencia Sofía del Prado, ex jugadora y embajadora del baloncesto femenino español y Miss Universo España 2017, que ha recordado que durante su etapa escolar sufrió acoso por su físico. “Desde pequeña me dejaban sola, no quería que llegara el recreo. Yo se lo contaba a mi familia y le quitaban importancia pensando que eran cosas de niños”, ha explicado Del Prado. Apartar a un niño es una forma de bullying muy cruel, y eso a veces duele más que las palabras. Del Prado se refugió durante su adolescencia en el deporte, donde encontró las amigas que nunca tuvo en el instituto.

En el acto también participó Sergio Medialdea, escritor conocido por su papel como “el primo de Zumosol”. El que protagonizara anuncios defendiendo a los más débiles sufrió acoso durante su infancia por su físico y detalló cómo estuvo a punto de suicidarse: “Con 14 años medía 1,46 m, tenía gafas de culo de vaso y desde el primer día se metieron conmigo. Después de ser humillado a diario, te llegas a sentir la persona más fea del mundo y tienes ganas de desaparecer”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información