Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cadáver hallado en El Prat es de Janet Jumillas

Los Mossos aseguran que las huellas dactilares del cuerpo corresponden con las de la mujer desaparecida en marzo

Janet Jumillas
Janet Jumillas.

Los Mossos han confirmado hoy que el cadáver que hallaron el martes en un solar en El Prat de Llobregat (Barcelona) es de Janet Jumillas. La mujer desapareció el pasado 13 de marzo, cuando fue a visitar a su presunto asesino, Aitor García, que se encuentra en prisión preventiva. Los Mossos han comprobado a través de las huellas dactilares que era ella, según han informado esta mañana a través de un tuit. 

Su asesinato no se trata como un caso de violencia machista. Jumillas conocía a García, pero la policía catalana no ha comprobado que les uniese una relación sentimental, condición que exige la ley para que se considere violencia machista. El juzgado de instrucción 4 de Cornellà que lleva el caso tampoco está especializado en este tipo de violencia. Ayer se le practicó la autopsia al cadáver, que se encuentra en un avanzado estado de descomposición. 

Jumillas partió la mañana del 13 de marzo de su casa, en Viladecans, a Cornellà. Dijo a su familia que había acudido a Hacienda a hacer unos trámites, pero los agentes sospechan que nunca fue así. Jumillas, de 39 años y madre de dos hijos, acudió directamente a la casa de García. El hombre la mató en su interior, según la hipótesis policial. Cuando registraron el domicilio, los policías encontraron restos de sangre en las paredes y en el suelo y comprobaron que el hombre, de 32 años, había pintado recientemente. 

En los seguimientos al sospechoso, también comprobaron que una semana después de la desaparición de la mujer tiró unas bolsas de basura que contenían dos mochos ensangrentados, unos cristales de unas gafas de ver y un palo con cabello. Tras analizarlo, comprobaron que todos los restos biológicos y los cristales de las gafas pertenecían a Jumillas. Además, el hombre dio versiones contradictorias en su declaración inicial como testigo, cuando Jumillas acababa de desaparecer.  

El presunto asesino ha negado los hechos, pero el juzgado le mantiene en prisión preventiva ante el riesgo de fuga y la posible destrucción de pruebas. Los Mossos detuvieron a otra persona, amigo de García, acusado de encubrimiento. Este último sospechoso se encuentra en libertado con cargos. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >