Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado el cadáver de una mujer que podría ser Janet Jumillas

La mujer desapareció el pasado 13 de marzo y el presunto asesino fue detenido hace dos semanas

Agentes de la policía científica investigan en el solar de El Prat (Barcelona). En vídeo, hallan el cadáver de una mujer que podría ser Janet Jumillas. Foto: Quique García (EFE) / Vídeo: Atlas

Unos operarios han encontrado esta tarde en un solar en El Prat de Llobregat (Barcelona) el cadáver de una mujer que podría pertenecer a Janet Jumillas, de 39 años, desaparecida el pasado 13 de marzo y asesinada. Los Mossos han acudido a lugar y todo apunta, a la espera de una identificación oficial, que se trata del cuerpo de Jumillas. 

El pasado 8 de mayo, los agentes detuvieron al presunto autor de la muerte de la mujer, Aitor García, de 32 años. El hombre se encuentra en prisión preventiva por orden del juez, que considera que había suficientes indicios para encarcelarlo, aunque el cuerpo no hubiese sido hallado. Otro hombre fue detenido por encubrimiento y se encuentra en libertad con cargos.

Los investigadores comprobaron cómo García tiró una semana después de la desaparición de la mujer unas bolsas en la basura, que después recuperaron. En su interior había dos mochos de fregona ensangrentados, así como unos cristales de unas gafas que, tras rastrear su origen, comprobaron que habían sido comprados por Jumillas. También contenía un trozo de cuerda con cabellos de la víctima.

Además, en el registro en el interior del domicilio del presunto autor, la policía catalana encontró restos de sangre en la pared y en el suelo y descubrió que el hombre había pintado la casa hacía poco, según el auto del juzgado de instrucción 4 de Cornellà, que decretó su ingreso en prisión. Todo ello hace "más que probable que fue en el interior de dicho domicilio donde el investigado acabó con la vida de Jumillas", sostiene el juez instructor.

Otro elemento en contra del presunto autor es su declaración como testigo, al inicio de la desaparición de Jumillas. Su relato ante al policía se contradice con las pruebas que hasta entonces tenían los agentes. "Existían contradicciones y falsedades" entre lo que declaró y los datos que se desprendían de las intervenciones telefónicas y de la geolocalización de la víctima, sostiene el juez. 

Jumillas conocía a su presunto asesino, pero los Mossos descartan que mantuviese una relación estable. Su familia conocía superficialmente la relación de la mujer, madre de dos hijos, con el ahora detenido. El día de su desaparición aseguró a su entorno que iba a hacer unas gestiones a la Agencia Tributaria de Cornellà y luego regresaba a Viladecans, donde vivía. Los Mossos sospechan que nunca acudió a la administración pública, sino que fue al domicilio del ahora detenido, de donde ya no salió. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información