Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una contagiada de hepatitis C en el Marañón reclama 100.000 euros a la sanidad madrileña

Cinco pacientes que se hicieron un TAC en el hospital madrileño fueron infectados accidentalmente con la enfermedad

gregorio marañon hepatitis c
La infectada por hepatitis C que reclama 100.000 euros al Servicio Madrileño de Salud.

Una de las cinco personas que se hicieron un TAC en 2018 en el hospital Gregorio Marañón y fueron infectados de hepatitis C ha presentado una reclamación patrimonial ante la sanidad pública madrileña en la que le exige 100.000 euros "por daños morales". El escrito, presentado el pasado 8 de mayo y al que ha tenido acceso EL PAÍS, señala que estos daños "son consecuencia de la deficiente asistencia sanitaria imputable al Servicio Madrileño de Salud [Sermas]". Un portavoz de la Consejería de Sanidad responde que la reclamación se estudiará.

El caso, que adelantó EL PAÍS, ocurrió el 11 de mayo de 2018 en el Gregorio Marañón de Madrid, cuando cinco pacientes que se realizaron un TAC -un método de exploración radiológica- con contraste se contagiaron de hepatitis C. Unos meses después, en noviembre, dos de los pacientes presentaban síntomas de infección y les fue diagnosticada la citada enfermedad vírica. El hospital puso en marcha el protocolo epidemiológico para comprobar el alcance del contagio y se detectaron tres casos más. Las cinco personas recibieron luego tratamientos antivirales cuya eficacia es del 98%.

El periodo de tiempo transcurrido entre el incidente y la constatación del contagio fue lo que más escandalizó a María (nombre ficticio), una de las cinco pacientes afectadas. “¿Por qué no se han dado cuenta en seis meses? Esa es mi pregunta. Los errores humanos pueden ocurrir, pero seis meses de error humano me parece una bestialidad”, señaló en una entrevista con este periódico.

Ahora, el abogado de esta mujer ha presentado una reclamación patrimonial ante el Servicio Madrileño de saludo en la que le exige 100.000 euros: "Es, de todo punto evidente, que ha existido una muy mala praxis en el procedimiento del TAC en el hospital Gregorio Marañón", señala el documento de 10 páginas presentado ante la sanidad madrileña. Según el escrito, "los daños morales son muy difíciles de cuantificar" ya que "escapan por su naturaleza a toda objetivación mensurable económicamente". Además, "los daños morales reclamados son consecuencia de la deficiente asistencia sanitaria imputable al Servicio Madrileño de Salud".

La reclamación exige que "se reconozca el mal funcionamiento del servicio público de asistencia sanitaria, confirme el contagio por hepatitis C en instalaciones de la sanidad pública, y confirme el daño moral causado abonando a la interesada la cantidad de 100.000 euros en concepto de indemnización por daños físicos y morales".

El documento pide que testifiquen la especialista en oncología del Gregorio Marañón, el responsable del servicio de radiología del hospital, el gerente del mismo centro hospitalaria, así como un especialista en epidemiología y el director general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid. También pide que se aporten todos los informes médicos que acreditan el contagio de la enfermedad.

Fuentes de la Consejería de Sanidad señalan que las reclamaciones patrimoniales como esta son un procedimiento reglado jurídicamente, por lo que "se cumplirán todos los pasos necesarios y se resolverá la reclamación como se hace en cualquier otro caso". Este tipo de procedimientos suelen tardar unos meses en resolverse. Es más sencillo cuando la resolución satisface a ambas partes y hay acuerdo. En caso contrario, la afectada podría acudir más adelante a los tribunales. Es probable que los otros cuatro afectados emprendan una vía similar, si bien todavía no hay confirmación de que hayan presentado ningún tipo de escrito.

En cualquier caso, el Servicio Madrileño de saludo cuenta con una póliza de seguros destinada a atender su responsabilidad patrimonial. En 2019, ha pagado 10,4 millones en esta partida, de los cuales 8,7 millones son para asegurar la atención hospitalaria y otros 1,7 millones para atención primaria. En 2017, la Comunidad de Madrid pagó cinco millones de euros por 164 errores en la atención sanitaria en la región.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información