Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad paga 5 millones por 164 errores en la asistencia sanitaria

El año pasado se presentaron 711 quejas ante el Servicio Madrileño de Salud

Fachada del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, donde se produjo el contagio de hepatitis C.
Fachada del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, donde se produjo el contagio de hepatitis C.

La Plataforma de afectados por hepatitis C pide la dimisión del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, por no desvelar cómo se contagiaron de esa enfermedad cinco pacientes que acudieron a hacerse un TAC con contraste en el hospital Gregorio Marañón. La indemnización que recibirán los damnificados engordará la factura que paga el seguro del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) por errores en la asistencia, y que en 2017 ascendió a casi cinco millones repartidos entre 164 casos.

La Plataforma de afectados por hepatitis C pide la dimisión del consejero de Sanidad, Enrique Ruíz Escudero. ¿La razón? Que aún no se haya hecho público cómo se contagiaron los cinco pacientes que acudieron el 11 de mayo al hospital Gregorio Marañón para realizarse un TAC con contraste —un método más preciso que la radiografía y que usa una sustancia para mejorar la visibilidad de las estructuras y fluidos del cuerpo—. Seis meses después del contagio, “la investigación sigue abierta”, según un portavoz de la consejería de Sanidad, que reconoce que “aunque todavía no está determinada la causa, inicialmente el SERMAS y el hospital asumen que se ha producido dentro del centro, por lo que tienen una responsabilidad”. Un episodio singular entre los 90 millones de actos que hay al año en la sanidad madrileña, pero no excepcional: en 2017, el seguro de la Comunidad pagó casi cinco millones para indemnizar cientos de errores.

¿Qué está ocurriendo con el caso de los cinco contagiados? “No se entiende que no se hagan públicas las causas del contagio, máxime cuando las conocen”, aseguraron desde la Plataforma de afectados por hepatitis C, que ha manifestado reiteradamente su apoyo a los afectados y su confianza en los profesionales de la sanidad pública. “Exigimos la inmediata dimisión del Consejero; la comunicación inmediata de las causas que han provocado estos contagios; el seguimiento y la atención psicológica de los familiares y allegados de los afectados; la revisión de los protocolos en pruebas que conlleven contacto con sangre; la adecuada formación del personal; y un comunicado tranquilizando a la población”.

“La gerencia del hospital nos dice que están investigando cómo ha podido ser el contagio, porque todavía no lo saben”, afirma Carmen Flores, delegada sindical de CC OO en el centro hospitalario. “Tienen que revisar los protocolos, tal y como están haciendo, para comprobar todas las variables y que no vuelva a ocurrir”.

“Siempre que hay un problema en el que se produce un daño involuntario a pacientes y profesionales hay que revisar todos los protocolos para prevenir próximos casos”, abundó Julián Ordóñez, secretario general de UGT Sanidad en Madrid.

QUEJAS DE LOS CIUDADANOS ANTE EL SERMAS

Fuente: Comunidad de Madrid.

Póliza

El SERMAS pagará 10,4 millones de euros en 2019 por una póliza de seguros destinada a atender su responsabilidad patrimonial —8,7 millones para atención hospitalaria y 1,7 millones para atención primaria—.

El caso de los cinco contagiados de hepatitis C —que engordan la lista de 566 reclamaciones presentadas en 2018— elevará una factura que ya fue millonaria en 2017: el seguro de la Comunidad pagó entonces 4,78 millones de euros en indemnizaciones. La mayor parte de las 711 quejas presentadas (221) se debieron a errores en la asistencia, praxis deficiente o funcionamiento inadecuado; a lo que siguieron las intervenciones quirúrgicas o secuelas; el transporte (75) y el retraso asistencial (73). El año pasado se cerraron 602 reclamaciones. De estas, 164 acabaron con indemnización, bien por la vía administrativa (133), bien por sentencia judicial (31).

Las cifras de 2018 aún no se conocen, pero una cosa parece segura: Madrid tendrá que indemnizar a cinco pacientes que acudieron a hacerse una prueba rutinaria y volvieron a casa contagiados de hepatitis C.

Refuerzo de los protocolos

La Plataforma de Afectados por Hepatitis C de la Comunidad de Madrid se reunió el jueves con la Consejería de Sanidad para tratar el asunto de los contagios en el Gregorio Marañón: “Les hemos pedido que todos los hospitales revisen los protocolos en relación con las pruebas de contraste en todos los servicios de radiología, no solamente en TAC, para que no vuelva a ocurrir nada similar. Y la consejería nos ha dicho que sí”, explicó Adolfo García, presidente de la plataforma. Un portavoz de Sanidad confirmó que dicho encuentro se produjo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >