Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP se presenta para “tensionar la legalidad hasta el límite”

Los anticapitalistas proponen remunicipalizar los servicios públicos, reducir el turismo y expropiar pisos vacíos

La cabeza de lista de la CUP por Barcelona, Anna Saliente, este jueves durante la presentación de la campaña.rn rn
La cabeza de lista de la CUP por Barcelona, Anna Saliente, este jueves durante la presentación de la campaña.

La CUP encara la campaña electoral con la candidata más joven de la capital, Anna Saliente, de 27 años. Bajo el lema“Atreveix-te” (atrévete), los anticapitalistas amplían su radio de acción y por primera vez se presentan en el Valle de Arán y en las Islas Baleares.

Saliente ha arrancado la campaña este jueves con un acto a las 23.00 desde la plaza Raspall de Barcelona. “Comenzamos la campaña en las plazas, porque es allí donde sabemos que ganaremos la libertad”, ha declarado la cabeza de lista por Barcelona, que ha criticado el modelo de ciudad de Barcelona y los “4.000 desahucios anuales que se producen al año en Cataluña”. Saliente ha estado acompañada por la número tres de la lista Marga Olalla; por el diputado Carles Riera ; y por la concejala del ayuntamiento de Barcelona Eulalia Reguant que ha asegurado que seguirán trabajando “para mejorar la vida de los vecinos y arrebatar el poder a los lobbies”. Las encuestas llegan con malos pronósticos para la formación anticapitalista. El último CIS, publicado este jueves, les da un máximo de dos concejales, actualmente cuenta con tres, aunque mejora el pronóstico de otras encuestas que les sacaban del consistorio.

“Somos el único partido que estamos dispuestos a tensionar la legalidad hasta el límite y cuando esta no sea suficiente también sobrepasarla y desobedecer la legalidad del Estado español”, aseguró Saliente durante el último debate electoral celebrado el miércoles en Cuatro. La CUP no se ha decantado entre Ernest Maragall o Ada Colau, los dos favoritos para gobernar la capital, ya que según Saliente, están más próximos de ERC en el “ámbito nacional” y BComú en el social.

Uno de los principales puntos con los que la CUP espera mejorar la salud municipal es el “decrecimiento turístico” con medidas como una moratoria general en todos los alojamientos turísticos y la imposición de nuevos impuestos al sector.

El programa electoral para la capital pone énfasis en la remunicipalización de los servicios públicos. La formación propone tomar “de manera inmediata” la gestión del agua, la sanidad, los servicios sociales, la gestión de residuos y el transporte. Así como aumentar y crear nuevas ayudas sociales, entre ellas exigir a la Generalitat la aplicación de una renta básica garantizada para todos los que no tengan subsidio de desempleo hasta que no tengan trabajo. O la implantación de un salario mínimo de 1.200 euros.

Otro de los puntos claves será el problema de la vivienda en Barcelona. Para ello proponen expropiar “inmediatamente” los pisos vacíos de la SAREB y de los grandes propietarios sin ofrecer ninguna indemnización. Con 2.403 militantes y 2.022 simpatizantes, la CUP se presentará en 208 municipios, 196 de ellos dentro de la coalición AMunt (Alternativa Municipalista), y otros 12 impulsados por la CUP y a los que la organización da su apoyo. Palma de Mallorca será la única localidad balear en la que se podrá votar por una lista de la CUP. Mientras que tres municipios de la Comunidad Valenciana y cuatro del Valle de Arán contarán con la participación del partido de extrema izquierda.

En las últimas elecciones, el partido consiguió 382 concejales y estuvo en el equipo de gobierno de 32 alcaldías, 30 a día de hoy, entre las que se encuentran municipios como Berga y Sabadell (Barcelona).


Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información