Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE crece en Madrid capital pero PP, Cs y Vox superan el 50% del voto

El crecimiento de Ciudadanos y Vox compensa el desplome del Partido Popular

El candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid, Pepu Hernández, votando en el Colegio Padre Coloma de Madrid.
El candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid, Pepu Hernández, votando en el Colegio Padre Coloma de Madrid.

El PSOE sumó ayer en la capital 170.000 votos más que en las elecciones de 2016, lo que le permitió pasar de la tercera plaza que ocupó entonces a la primera. Su éxito, sin embargo, se vio neutralizado porque la derecha mantenga la hegemonía en Madrid. El crecimiento de Ciudadanos y Vox compensó la espectacular caída del PP, que se dejó más de 300.000 sufragios, por lo que el bloque conservador superó la barrera del 50%. “La próxima parada es sacar al populismo de la capital”, dijo Begoña Villacís, la candidata del partido de Albert Rivera, en referencia a la apuesta de Manuela Carmena (Más Madrid) por revalidar su mandato.

El PSOE se impuso en 13 de los 21 distritos de la capital. El PP, en seis. Y Ciudadanos, en dos. Aunque el partido de José Luis Martínez Almeida resistió el empuje del de Begoña Villacís en el municipio —toda una excepción en la región—, su resultado fue desastroso en comparación con el que obtuvo en las generales de 2016. Así, fue segunda fuerza por menos de 20.000 votos, un estrecho margen que apuró tras dejarse casi el 20% de los sufragios obtenidos hace tres años, y vio cómo sus votantes le abandonaban en cifras abultadísimas en todos los distritos. Sin embargo, su hundimiento fue compensado por el crecimiento de Ciudadanos y Vox, que permitió conservar a la derecha su hegemonía en la región: el bloque conservador llegó al 53% de los votos, por el 43% del progresista. [Consulta todos los resultados de las elecciones generales]

El PP ganó Chamartín, Chamberí, Fuencarral, Salamanca, Moncloa-Aravaca y Retiro sus fortalezas de siempre en la capital. Sin embargo, sus murallas se agrietaron en todas ellas, tras derrumbarse en el resto: los populares se dejaron decenas de miles de votos en cada uno de ellos, empezando por Arganzuela, donde sumó 18.000 votos por los 33.000 de 2016. Una sangría que pone en juego la primacía de la derecha en las próximas municipales, a la que aspirará Ciudadanos tras imponerse en Barajas y Hortaleza y avanzar en las zonas fuertes de los populares.

La próxima parada es sacar al populismo en Madrid”, aseguró Villacís sobre su oposición a la continuidad de Carmena. “Son escenarios distintos”, añadió la candidata del partido de Albert Rivera a la alcaldía de Madrid sobre el veto de su partido a un pacto nacional y regional con el PSOE, que la aspirante no hace extensivo al escenario municipal.

Los socialistas, por lo tanto, serán cortejados por todas las fuerzas con opciones de Gobierno.

Pero primero, José Vicente Pepu Hernández, su candidato, peleará sus propias posibilidades de ser alcalde. Y luego, si no está en posición de gobernar y los resultados de ayer son trasladables a las municipales de mayo, deberá decidir con quién negocia: con el Más Madrid de Manuela Carmena, que busca la reelección, o con el Ciudadanos de Villacís.

Para empezar, el PSOE, que logró el 27% de los votos, se impuso ayer en los distritos de Arganzuela, Carabanchel, Centro, Ciudad Lineal, Latina, Moratalaz, Puente de Vallecas, San Blas, Tetuán, Usera, Vicálvaro, Villa de Vallecas y Villaverde.

“Me siento orgulloso de formar parte de este proyecto que busca una España más libre, igualitaria, diversa y con justicia social”, resumió Hernández tras la victoria de Pedro Sánchez, que en la capital se tradujo en que el bloque progresista acumulara el 43% de los sufragios, por el 53% del conservador.

Idiosincrasia capitalina

Sin embargo, la idiosincrasia de las elecciones locales aconseja prudencia a la hora de trasladar los resultados de las generales.

Más Madrid, la plataforma de Carmena, no se presentó a las generales, como tampoco lo hizo individualmente Izquierda Unida. Sin embargo, estas dos opciones si estarán en los colegios electorales dentro de un mes. Al mismo tiempo, Podemos, que ayer se dejó 60.000 votos con respecto a las elecciones generales de 2016, no se presentará a los comicios municipales en la capital. No obstante, la formación de Pablo Iglesias tendrá que resolver una contradicción que le permitirá mantener su influencia en el proceso.

El líder nacional de Podemos comprometió el apoyo de su partido a Carmena. Sin embargo, el proyecto autonómico de Más Madrid está liderado por Íñigo Errejón, y Podemos compite con él a través de la coalición de Unidas Podemos IU Madrid en Pie, que lidera Isabel Serra. Todos los componentes de esa alianza —con la excepción de Podemos— se presentan también en la capital. De una manera u otra, Iglesias tendrá que explicitar cuál de las dos opciones apoya.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información