Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El “sarampión amarillo”, la nueva acción protesta del independentismo

Los Comités de Defensa de la República (CDR) de Barcelona pintan las calles de la ciudad con puntos amarillos

Un plano de Barcelona manchado de puntos amarillos.
Un plano de Barcelona manchado de puntos amarillos.

El “sarampión amarillo”, así se llama la última acción protesta de los Comités de Defensa de la República (CDR) de Barcelona. Sus miembros, ciudadanos de a pie que en sus muchos ratos libres participan en acciones en favor de la independencia de Cataluña, salen desde esta semana por las calles de la ciudad para señalar aceras y arcenes con manchas amarillas.

La herramienta de los CDR para esta nueva forma de protesta son palos con esponjas mojadas en pintura amarilla. Su acción se produce en pequeños grupos y de noche, según vídeos difundidos en las redes sociales. El CDR del distrito de Gracia publicó este viernes un vídeo tutorial para aprender a crear la herramienta, el palo que "extiende el sarampión amarillo” por la ciudad. El digital E-notícies publicó el 12 de abril un vídeo de cinco vecinos del barrio de Hostafrancs paseándose una noche de esta semana con un palo en cada mano, como si realizaran marcha nórdica. En un lugar concreto, un paso de cebra, hacían un alto en el camino y llenaban la acera de puntitos amarillos, algunos sin orden aparente y otros para crear lazos amarillos, como troquelados. Los lazos amarillos surgieron en 2017 como símbolo para reivindicar la liberación de los líderes independentistas en prisión preventiva, hoy juzgados en el Tribunal Supremo.

Desde este viernes se han ido sucediendo acciones del “sarampión amarillo”, en barrios como el Gòtic, Sant Antoni, Gràcia, el Eixample, Les Corts, La Sagrera o Sants. “El sarampión amarillo llega a La Sagrera, la pandemia democrática, feminista y antifascista que quiere llenar de libertad las calles”, ha escrito la mañana de este sábado en Twitter, acompañado de imágenes, el CDR de Sagrera, Navas y Congrés. “¡Es el sarampión amarillo! Su única cura posible es la independencia”, escribía la cuenta en las redes del CDR de Les Corts. “El único remedio, la independencia! El sarampión amarillo en Gràcia”, añadía Liz Castro, conocida activista independentista y ex candidata a presidir la Asamblea Nacional Catalana (ANC).

Los CDR son agrupaciones de ciudadanos que desde 2017 actúan como principal brazo popular del nacionalismo catalán para reivindicar la independencia unilateral y para protestar contra lo que consideran un Estado opresor. El vídeo tutorial que están compartiendo los CDR de Barcelona finaliza con este mensaje: “¿Es Fairy? ¿Es muralla humana? ¡No! ¡Es el sarampión amarillo! No sabrás cuándo, no sabrás dónde, pero avanza imparable por la ciudad”. El jabón Fairy y “muralla humana” son referencias a declaraciones policiales y del exdelegado del gobierno en Cataluña, Enric Millo, durante el juicio en el Tribunal Supremo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >