Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Govern reactiva el Diplocat para internacionalizar la cultura catalana

El órgano, liquidado por la intervención de la Generalitat, está bajo la lupa del Tribunal de Cuentas por su participación en el 'procés'

Primera reunión del Diplocat con el gobierno de Torra, en julio de 2018.
Primera reunión del Diplocat con el gobierno de Torra, en julio de 2018.

La Generalitat de Cataluña ha anunciado este viernes su decisión de “reactivar” el Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (Diplocat), un organismo que tuvo un papel capital en la internacionalización del proceso independentista y que el Ejecutivo de Mariano Rajoy decidió liquidar hace un año durante la intervención del autogobierno catalán. El Diplocat, que es un patronato formado por hasta 39 instituciones catalanas, volverá a trabajar desde esta semana, aunque sus primeras actividades no tendrán que ver con el procés, sino con la internacionalización de la fiesta de Sant Jordi, patrón de Cataluña, y en el fomento de la “diplomacia pública”.

El Gobierno catalán ha anunciado mediante un comunicado que cuenta con el “apoyo directo y explícito” de los 39 miembros que forman parte del Diplocat, entre los que se encuentran sindicatos, universidades y entidades sociales y deportivas. La secretaria general de la entidad será Laura Foraster, que ha manifestado su intención de que el Diplocat, en su nueva fase, sea “una herramienta de país, plural, transversal y al servicio de la internacionalización”.

El órgano de diplomacia ya se reunió en julio del año pasado, en una de las primeras acciones del gobierno de Quim Torra. La primera actividad del Diplocat será una campaña de internacionalización de la fiesta de Sant Jordi. El 23 de abril, este órgano invitará a una docena de periodistas internacionales "para que vivan el ambiente de Sant Jordi en directo". Más tarde, el 3 de mayo, esta institución organizará un seminario sobre la diplomacia pública en la era digital, con el objetivo de "aclarar qué es y qué no es diplomacia pública".

El Diplocat, así como el conjunto de toda la acción exterior de la Generalitat, ha sido ampliamente escrutado por el Tribunal de Cuentas. Un informe del fiscal de este tribunal cifraba en 7,3 millones de euros el dinero que la Generalitat gastó entre 2011 y 2017 para la internacionalización del procés. En concreto, el Diplocat gastó en ese periodo más de dos millones de euros. El Tribunal de Cuentas encontró dos contratos sospechosos en este órgano, por valor de más de 42.000 euros, y subvenciones y aportaciones sin justificar. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >