Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grau devolvió dos relojes de lujo comprados por un empresario, según un testigo

Arranca el juicio que sienta en el banquillo al ex vicealcalde de Valencia por preseunto blanqueo de capitales y cohecho

Alfonso Grau, exvicealcalde de Valencia, a su llegada al juzgado donde se ha sentado en el banquillo.
Alfonso Grau, exvicealcalde de Valencia, a su llegada al juzgado donde se ha sentado en el banquillo.

Un testigo, concretamente un directivo de la joyería Rabat de Valencia, ha asegurado este lunes en la vista contra el exvicealcalde de Valencia Alfonso Grau, que desde hoy se sienta en el banquillo por presunto blanqueo de capitales y cohecho impropio, que el número dos municipal devolvió los dos relojes de lujo que compró en la misma tienda el empresario Urbano Catalán, responsable del grupo Transvia y adjudicatario de hasta 16 contratos del ayuntamiento valenciano. 

El contratista habría obsequiado al político del PP con dos relojes de alta gama, que luego el exvicealcalde, supuestamente, cambió por otros más caros, abonando la diferencia, en torno a 17.000 euros, con dinero de origen desconocido, de ahí la acusación de blanqueo.

Uno de los agentes de la Unidad de Delitos Económicos de la Guardia Civil, ha concluido además que el exconcejal utilizó relojes adquiridos en la céntrica joyería por Catalán como "método de pago" para comprar relojes de mayor cuantía.

Hoy han declarado los miembros de la UDEF que dirigieron la investigación y varios empleados de la joyería Rabat, todos ellos a propuesta del fiscal. La defensa ha intentado demostrar que los relojes comprados por Catalán no tenían que ver con los que Grau cambió por otros en la citada tienda.

El Juzgado de Instrucción número 19 de Valencia decretó a principios de 2018 la apertura de juicio oral contra Grau -también investigado en el conocido como caso Imelsa-, y Catalán por presuntos delitos de blanqueo de capitales -solo el primero- y de cohecho impropio -ambos-. El Ministerio Fiscal solicita para el que fuera durante años mano derecha de la alcaldesa Rita Barberá una pena de seis años de prisión y el pago de una multa de 75.000 euros, mientras que para el empresario reclama un año de cárcel por cohecho.

En las ocho jornadas que está previsto que dure el juicio, que se celebra en la Audiencia Provincial de Valencia, comparecerán unos 30 testigos. Los dos acusados declararán cuando acaben las testificales. Nada más comenzar la sesión, la defensa ha aportado los contratos conseguidos por el empresario Urbano Catalán con el Ayuntamiento de Valencia en periodos y con Gobiernos en los que no estaba Grau.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >