Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CUP

Mireia Boya deja la secretaría nacional de la CUP por la “agresión psicológica” de un compañero

La exdiputada dice que sufrió este episodio durante el tiempo que ejerció en el Parlament

Mireia Boya CUP
Mireia Boya, en una asamblea de la CUP en 2017. Efe

Mireia Boya, exdiputada de la CUP, anunció ayer a través de un escrito en las redes sociales que ha decidido abandonar el secretariado nacional de la formación por haber sufrido por parte de un compañero un “episodio de agresión psicológica continuada” en su época de parlamentaria. La política ha coincidido ahora con la misma persona en el partido y ha decidido poner fin a su etapa en la cúpula de la CUP. “Me voy de la política nacional para coger aire y fuerzas”, explicó señalando que ese acoso le generó “problemas de salud” de los que aún no se ha repuesto.

La revelación de Boya provocó conmoción tanto en la CUP como en otras formaciones que le dieron muestras de solidaridad. El propio president de la Generalitat, Quim Torra, afirmó: “Mireia, quiero mostrarte también públicamente todo mi apoyo. Cuídate. Nos tienes a tu lado”. La exdiputada no ha divulgado el nombre del aludido aunque para descartar hipótesis erróneas aclaró horas después que éste no trabaja actualmente en el Parlament ni es miembro del secretariado y que es solo un militante.

En la misiva, la exdiputada relata que en el reencuentro con esa persona le ha aflorado el “recuerdo de aquellos comportamientos agresivos y roles de poder” de su etapa en el Parlament. Y aquí lanza una crítica contra su organización al considerar que no intervino para evitar el reencuentro. “He visto con tristeza como en las organizaciones tienden a dar la vuelta a las prioridades, a olvidarlas y a hacer periférico todo aquello que realmente importa y no paramos de repetir”, escribió en una nota. “Me voy por eso, necesito tiempo para cuidarme. Y por primera vez, me lo tomo”.

Boya pertenece a Poble Lliure, la corriente de la CUP que decidió no asumir el mandato del consejo político y presentarse a las elecciones del 28-A bajo la candidatura Front Republicà, una coalición que integrará también Pirates de Catalunya y Som Alternativa, la plataforma del exlíder de Podem Catalunya, Albano Dante Fachin. Sin embargo, como portavoz del secretariado fue ella la que tuvo que anunciar la decisión de que la CUP no concurriría a los comicios.

La CUP lamentó en un comunicado la marcha de Boya y afirmó que tomará cartas en el asunto ahora que lo ha denunciado a través de los canales “establecidos”, tal y como se ha hecho en los casos que se han gestionado en el último año y medio. “Necesitamos seguir aprendiendo de las carencias y contradicciones que aún tenemos como organización feminista. Tenemos que reconocer que no somos impermeables a un sistema patriarcal”, dicen.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información