Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP sube la cuota a sus militantes hombres para financiar un protocolo contra agresiones machistas

La formación, que admite que se han producido casos entre sus bases, no descarta la expulsión de los presuntos agresores

Manifestación del Día de la Mujer en Barcelona, el pasado 8 de marzo.
Manifestación del Día de la Mujer en Barcelona, el pasado 8 de marzo.

Los militantes de la CUP que protagonicen una agresión contra una mujer podrían ser expulsados del partido. Este es uno de los extremos que la organización asamblearia se planteará en un protocolo de acción ante casos de agresiones sexuales entre sus bases, que recogerá las medidas a tomar, según la gravedad de cada caso. Para financiar el sueldo de la persona que elaborará el texto, el partido ha aumentado la cuota en 0,75 euros al mes a sus militantes varones durante seis meses, que es el tiempo que durará el contrato.

La CUP compareció ayer ante los medios para salir al paso de la polémica que ha suscitado la iniciativa, que fue aprobada en junio por la Asamblea Nacional de Mujeres de la organización. La portavoz nacional de la CUP, Laia Estrada, justificó el aumento de la cuota solo entre los militantes hombres —que representan el 70%—. “Somos las mujeres las que sufrimos las agresiones, así que no somos nosotras las que debamos pagarlo”. Estrada también admitió que se han producido quejas entre la militancia. “Piensan que se estaba acusando a todos los hombres de ser agresores, pero no es así, la intención es interpelarlos y hacer que se impliquen en la lucha feminista”, explicó ayer la portavoz nacional de la CUP, Laia Estrada, que compareció ante los medios para dar detalles de la iniciativa a raíz de la polémica que ha suscitado.

Estrada admitió que se habían dado episodios de agresiones sexuales entre la militancia, básciamente relacionadas con “coacciones y agresiones en zonas de ocio nocturno”, apuntó la portavoz, quien declinó cifrar el número de casos. “La CUP no deja de ser un reflejo de la sociedad machista y patriarcal, así que es normal que los casos de agresiones a mujeres se reproduzcan”, justificó Estrada.

El protocolo forma parte de un plan de acción de la lucha feminista de la Asamblea de Mujeres de la CUP, que, además de abordar los casos de agresión que se produzcan en su seno, también contempla campañas de sensibilización interna y externa, denunciar casos de cosificación del cuerpo de la mujer, aumentar la presencia femenina en el partido.

Boicot al Rey

La CUP ha anunciado su negativa a participar este viernes en el acto de homenaje en motivo del primer aniversario de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils como símbolo de protesta por la presencia del Rey Felipe VI. "Es una hipocresía que el Rey, que está vinculado con el negocio armamentístico, participe en este acto", ha criticado Laia Estrada, portavoz nacional del partido. No obstante, los anticapitalistas sí estarán presentes en los actos de homenaje que se harán en Ripoll y Cambrils.

Lo que no ha decidido todavía la CUP es si organizarán un acto paralelo o si el grupo municipal en el Ayuntamiento de Barcelona participará, ya que se trata de un evento organizado por el Consistorio de la ciudad.

Por su parte, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha asegurado este lunes que tampoco asistirá a los actos de conmemoración del 17-A para no coincidir con el monarca. La entidad independentista optará por una concentración ante la prisión de Lledoners para homenajear al entonces consejero de Interior Joaquim Forn -que se encuentra en dicho centro penitenciario- y al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, por su tarea durante los atentados.