Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento vasco rechaza fijar en 1.200 euros el salario mínimo en Euskadi

PNV, PSE y PP unen sus votos para impedir que prospere una iniciativa de EH Bildu

El lehendakari Urkullu conversa con Alfonso Alonso, del PP, antes de comenzar el pleno del Parlamento vasco.
El lehendakari Urkullu conversa con Alfonso Alonso, del PP, antes de comenzar el pleno del Parlamento vasco.

El pleno del Parlamento vasco ha rechazado este jueves una propuesta presentada por EH Bildu que solicitaba fijar en Euskadi un salario mínimo de 1.200 euros, en 14 pagas. El PNV y el PSE-EE, que sustentan el Gobierno vasco, han unido sus votos con el PP para tumbar la propuesta de la coalición independentista, que solo ha contado con el apoyo de Elkarrekin Podemos. Los dos partidos del Gobierno han logrado sacar adelante, con la abstención de populares, una iniciativa que considera necesario acometer "en el marco de la negociación colectiva" una subida de salarios de "carácter general".

EH Bildu ha defendido en la Cámara autonómica que es "justo y urgente" poner en vigor en el País Vasco un salario mínimo interprofesional (SMI) de al menos 1.200 euros, por encima de los 900 euros que rige en el conjunto de España. El parlamentario Iker Casanova ha defendido que "hay condiciones socioeconómicas que exigen otro salario mínimo diferente del Estado español" y ha propuesto que se fije en 1.200 euros porque "sería la trasposición del salario mínimo del Estado a las circunstancias" de Euskadi, con el "nivel de vida" vasco.

La coalición abertzale ha defendido en su proposición no de ley que "todas las administraciones públicas deben tener un compromiso pionero y ejemplar para promover empleos de calidad", con un salario mínimo de 1.200 euros "en todo el sector público" y en todos sus ámbitos de contratación y subcontratación. La propuesta solo ha recibido el apoyo de Podemos. El parlamentario de esta formación Jon Hernández ha explicado que la cifra de 1.200 euros "no es inventada", sino que ha tenido en cuenta el porcentaje del SMI actual respeto al PIB vasco y está "a la cola de Europa".

La iniciativa ha decaído con los votos del PNV, PSE-EE y PP. Las dos primeras formaciones han sacado adelante una enmienda que defiende una subida "general" de los salarios en el País Vasco siempre que se acuerde "en el ámbito de la negociación colectiva". También manifiesta su respaldo al acuerdo alcanzado entre los agentes sociales en el IV Acuerdo Estatal de Negociación Colectiva, por el que se acuerda el establecimiento progresivo de un salario mínimo de convenio de 14.000 euros anuales.

Además, considera que el acuerdo interprofesional sobre la estructura de la negociación colectiva de 17 de enero de 2017 es "la base fundamental para avanzar hacia un marco de salarios, estabilidad y calidad de empleo, desde la prioridad del ámbito vasco de negociación colectiva".

Por último, el Parlamento insta al Gobierno vasco a que siga velando para que, en todas las contrataciones públicas que de él dependan "se respete y cumplan las condiciones y derechos laborales reconocidos en el convenio colectivo que resulte de aplicación en cada caso".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >