Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos de los candidatos cuestionan el debate de primarias del PSOE de Madrid

De la Rocha y Dávila sugieren que el formato del encuentro favorece a Pepu Hernández

Elecciones municipales 2019
Manuel de la Rocha (i), Pepu Hernández y Chema Dávila, los tres aspirantes a la candidatura socialista al Ayuntamiento de Madrid

Manuel de la Rocha y Chema Dávila pusieron en duda que Pepu Hernández, su rival en las primarias del PSOE, quisiese medirse con sus rivales en un debate electoral. El encuentro se celebrará finalmente este jueves a las 11 de la mañana en la sede regional del partido, según anunció este martes el PSM, pero ni el formato ni el lugar ni la hora convencen a ambos, que insinúan que el único beneficiado puede ser el exseleccionador de baloncesto, el favorito del aparato.

El problema para de la Rocha es que el cara a cara, dividido en tres bloques —modelo de ciudad; servicios sociales y empleo; y urbanismo y vivienda—, “más que un debate es un conjunto de monólogos, porque no está previsto que haya réplicas”. “No sé si se quiere cuidar a alguno de los candidatos para que no tenga que defenderse de posibles preguntas que se le formulen”, deja caer el exalcalde de Fuenlabrada y exconsejero regional.

Para de la Rocha y Dávila, ambos con experiencia en estas lides —el primero no solo como alcalde, sino también como diputado regional y nacional, y el segundo, como concejal—, el debate era una oportunidad para tirar de sus dotes de oratoria y demostrar que conocen el terreno de la política municipal. Era su momento de brillar frente a Hernández, que acaparó los focos en su presentación de la mano del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Unas primarias de resultado impredecible

Los 5.313 afiliados al PSOE en la capital están llamados a las urnas este sábado para elegir a su candidato a la alcaldía de Madrid. El reglamento de las primarias socialistas prevé que si ninguno de los candidatos obtiene más del 50% de los votos, los dos con más apoyos vayan a una segunda vuelta, que en este caso se celebrarían el 16 de marzo. Pepu Hernández logró el máximo de avales de la militancia, pero el voto de las primarias es secreto e impredecible.

Que el encuentro se celebre por la mañana, sin acceso al público y retransmitido en directo a través de la web del PSOE, contradice el planteamiento que había hecho Dávila, que quería un “debate abierto, público y en los medios de comunicación”, con el que esperaba “llegar a más gente”. “Hemos hecho constar en acta que no era nuestro modelo de debate”, insiste el concejal.

Fuentes del partido aseguran que el del jueves sigue el formato de otros debates de primarias socialistas, el más reciente, el del secretario general del partido en Madrid, José Manuel Franco, que también se celebró en la sede del PSM y se emitió en directo. En cuanto a la hora, recuerdan que todos los candidatos tenían entrevistas en la radio por las tardes esta semana y organizarlo por la mañana era la única opción posible teniendo en cuenta que el sábado se celebran las elecciones socialistas. Fuentes del partido no entienden por qué los candidatos piensan que el modelo del cara a cara favorece a unos u a otros. Se han sorteado los turnos, los sillones y hasta los despachos donde van a estar, afirman.

El entorno de Pepu Hernández no tiene peros al debate, que se decidió este martes en una reunión en la que participaron los representantes de las tres candidaturas, junto a la Comisión de organización de primarias y el Comité regional de garantías electorales. Para el entorno de Hernández, lo que se ha aprobado es lo habitual en el partido socialista. El debate entre Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López, recuerdan, también fue por la mañana, señalan. De la Rocha recuerda sin embargo que en aquella ocasión el formato de bloques permitía las réplicas. Los candidatos del PSM Sara Hernández y Juan Segovia debatieron en la Cadena Ser, añade Dávila.

“Yo asistiré y utilizaré en lo posible mi intervención para formular preguntas o concretar cuestiones que se hayan podido plantear por otros candidatos”, señala de la Rocha. “Entre un debate que no es nuestro modelo y no hacer debate, elijo este”, añade Dávila. “En todo caso, espero que sea fraternal, puesto que es un debate entre socialistas”, concluye en torno conciliador el exalcalde Fuenlabrada, de Izquierda Socialista.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información