Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont entra en la Eurocámara por primera vez desde su huida a Bélgica

El expresidente de la Generalitat ha acudido por sorpresa a la inauguración de una exposición sobre la lengua catalana

Carles Puigdemont durante su visita a la exposición en la Eurocámara.
Carles Puigdemont durante su visita a la exposición en la Eurocámara.

Imagen inédita en Bruselas. El expresidente catalán, Carles Puigdemont, ha entrado en el Parlamento Europeo en la tarde de este lunes por primera vez desde que huyó a Bélgica. El mandatario ha asistido a la inauguración de una exposición sobre la lengua catalana tras pasar los controles de seguridad gracias a la invitación de un eurodiputado. La Eurocámara ha aclarado que la presencia de Puigdemont no incumple ninguna norma. "El otro día no se autorizó la conferencia, pero desde que no hay euroorden puede entrar", afirman fuentes de la institución. Sin embargo, el eurodiputado y vicepresidente de los populares europeos, Esteban González Pons, ha pedido al organismo que explique cómo ha podido acceder Puigdemont al Europarlamento.

Recibido al grito de "¡president!" por decenas de simpatizantes, durante su recorrido, Puigdemont ha estado acompañado por los exconsejeros Clara Ponsatí, Toni Comín, y Lluís Puig, también prófugos de la justicia española. La exposición, organizada por la Plataforma per la Llengua con el apoyo del eurodiputado del PDeCAT Ramon Tremosa, fue prohibida en un primer instante ante el temor de que se politizase a pocos meses de las elecciones europeas, pero finalmente fue autorizada.

Puigdemont ha visitado numerosos parlamentos de países europeos invitado por diputados afines, entre ellos el británico, el danés, el finlandés, el alemán o el belga, pero nunca había traspasado el umbral del hemiciclo comunitario. La prohibición de la conferencia que preveía dar en la institución el mes pasado junto a Quim Torra "por motivos de orden público" ha añadido simbolismo a su desembarco en el edificio situado en la plaza de Luxemburgo.

El político catalán no ha olvidado esa afrenta, y atacó con dureza al presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, al que acusó de festejar el crecimiento de la ultraderecha española. "Hay una regresión democrática con Europa en manos de gente como Tajani. La prohibición de nuestra conferencia y la autorización de la de Vox es un ejemplo de esta triste involución democrática", ha lamentado.

La relación de Puigdemont con las autoridades comunitarias vive su momento más bajo. Y a ese enfrentamiento se ha sumado, tomando partido por el expresidente, la propia Generalitat de Cataluña. Ni la Comisión Europea ni el Parlamento Europeo han aceptado recibir a Puigdemont como interlocutor desde su llegada a Bélgica. Y han ignorado los llamamientos de los líderes independentistas de que intervengan en la crisis catalana para actuar de mediadores con el Estado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >