Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo radar de tramo de la A-5 empezará a multar dentro de dos meses

El dispositivo estará localizado entre la salida del túnel de la M-30 y la entrada a la carretera de Boadilla

Imagen de archivo de un aviso de control de velocidad.
Imagen de archivo de un aviso de control de velocidad.

El Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid pondrá hoy en funcionamiento el radar de tramo que controlará la velocidad entre los puntos kilométricos 4,000 y 5,750 de la A-5, en el Paseo de Extremadura. Eso sí, durante los dos primeros meses los excesos de velocidad detectados por el dispositivo serán objeto de una comunicación informativa a las personas infractoras. No será hasta el 16 de abril cuando se empiece a multar económicamente a quien sobrepase la velocidad permitida, que se mantiene en 70 kilómetros por hora.

El nuevo radar de tramo estará situado entre la salida del túnel de la M-30 y la salida a la carretera de Boadilla. El objetivo de la instalación, según el Consistorio, es “incrementar la seguridad tanto para peatones como para conductores” en una vía en la que se han registrado 333 accidentes y atropellos, habiéndose registrado víctimas de diferente consideración en 272 de ellos, con un total de tres víctimas mortales en 2018. Además, el Ayuntamiento también pretende controlar la velocidad con el objeto de disminuir los efectos del tráfico sobre el ruido de los edificios cercanos.

Vía urbana


En las comunicaciones informativas, que llegarán durante los dos primeros meses a aquellos conductores que sobrepasen el límite, estarán recogidas las razones que han motivado la instalación del radar y de otros dispositivos de control de velocidad. El tipo de sanción, cuantía de la multa y en su caso, puntos del carné de conducir que le serían detraídos por la infracción cometida a partir de la puesta en funcionamiento efectivo del radar de tramo, así como la importancia de respetar la normativa de tráfico para la seguridad y convivencial vial.

Dentro de dos meses, una vez transcurrido el período de aviso previsto en la vigente Ordenanza de Movilidad Sostenible, los excesos de velocidad que se detecten por este nuevo radar tendrá la consideración de infracción y llevarán aparejada la sanción correspondiente.

Además del radar, el Ayuntamiento de la capital también tiene previsto instalar en el paseo de Extremadura cuatro semáforos para frenar el tráfico de entrada en Madrid y próximamente convertir el tramo en una vía urbana. Será el segundo radar de tramo instalado en Madrid, tras el situado en la avenida de Córdoba.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información