Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Silva se desmarca del contrato a su cuñada por el que fue condenado un funcionario

“No tengo nada que ver con esto”, le dice la presidenta de la Diputación de Pontevedra al PP y Marea que le exigen responsabilidades políticas

Carmela Silva
Carmela Silva, primera por la derecha, con el alcalde Abel Caballero y la ministra Reyes Maroto hace unos días en Vigo. EFE

La presidenta de la Diputación de Pontevedra y primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Vigo, Carmela Silva, ha apelado a su honorabilidad para salir al paso de las críticas del Partido Popular y En Marea que le han exigido responsabilidades políticas por el contrato irregular en el Ayuntamiento de Vigo de su cuñada, Vanesa Falque, entre 2008 y 2013.

La comparecencia de Silva se produce horas después de conocerse la sentencia que condena a cinco años de cárcel al funcionario jefe del área Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Vigo por prevaricación, como responsable de resolver el contrato laboral de Falque por el que esta percibió 108.000 euros de emolumentos a través de una concesionaria municipal por unas encuestas que no consta que haya realizado.

"Este tema no tiene nada que ver conmigo”, ha proclamado Carmela Silva este miércoles, después de advertir a los medios de que “esta será la primera y última vez” que se pronuncie sobre el caso. "Yo en mi vida he estado imputada, ni investigada, ni siquiera he sido llamada a declarar como testigo", ha insistido la presidenta de la institución provincial.

Sin entrar en el dictamen de los jueces que consideran que el contrato laboral de Vanesa Falque se hizo para “beneficiar económicamente a la elegida por sus vínculos familiares” con la entonces primera teniente de alcalde de Vigo, Carmela Silva, esta ha retado a quien "dude" de su "honorabilidad" y de su "trayectoria intachable" a acudir a los juzgados: "Ya saben a donde tienen que ir, y allí nos veremos", informa Europa Press.

La presidenta de la Diputación ha vinculado las críticas, especialmente las del PP, con "juicios paralelos", acciones que Silva valoró como "algo propio del fascismo". También ha denunciado a la oposición “por su estrategia de difamación, de mentiras tóxicas, de confrontación total, de intentar acabar con el adversario político como si estuviésemos en una campaña bélica”.

Según Carmela Silva ella está siendo víctima de una "estrategia terrible del Partido Popular que se idea en los despachos oscuros del señor Núñez Feijóo y del señor Alfonso Rueda", en alusiones al presidente y vicepresidente de la Xunta. Además, ha insistido Silva en que “es una táctica y estrategia propia de la gente que tiene poca calidad democrática, y que se debe a que en la oposición están desesperados por la brutal caída electoral y ya les vale todo".

La dirigente socialista ha reiterado que con esta rueda de prensa zanja el asunto del contrato de su cuñada pero sin ahorrar críticas a sus adversarios políticos del PP como antiguos inquilinos de la Diputación a los que llamó “caciques”. “No volveré a hablar de este asunto porque debo dedicarme a gobernar para la gente y seguir construyendo una nueva Diputación, que rompa con la anterior de los caciques de la política clientelar que durante años convirtió a esta institución en una Administración de la que avergonzarse", zanjó Carmela Silva.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >