Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otros 88 sectores del litoral entran en la suspensión de licencias de obras

La comisión de urbanismo aprueba el avance del plan para revisar el suelo pendiente de urbanizar en la Costa Brava

Tala de árboles en Palafrugell.
Tala de árboles en Palafrugell.

La comisión de Urbanismo de Girona ha aprobado este miércoles el avance del Plan Director Urbanístico (PDU) de revisión de los suelos no sostenibles de la Costa Brava y ha acordado una ampliación de la moratoria de tramitación de nuevos instrumentos urbanísticos y de gestión y de nuevas licencias de obras. Esta moratoria afectará a 8 sectores de suelo urbano no desarrollado situados a menos de 500 metros de la costa y no incluidos en la primera moratoria y a 80 sectores de suelo urbanizable, más allá de los 500 metros de 15 municipios que no se han adaptado todavía al planeamiento territorial. En total, 956,95 hectáreas que podrían acoger 12.257 viviendas. Los municipios más afectados por la extensión de la moratoria son Roses, donde “congela” 5.877 viviendas, Pals con 1.364, o Santa Cristina d’Aro, con 1.180.

El PDU analizará ámbitos del litoral gerundense en los que todavía se podría construir pero donde aún no se ha llegado a desarrollar ningún proyecto y propondrá, en caso de que sea necesario, la estrategia más adecuada. Puede pasar por el cambio de modelo, la reducción del ámbito a urbanizar o la desclasificación del terreno. En total se revisarán 165 sectores (1.543 hectáreas) urbanizables sin desarrollar de 17 municipios que no se han adaptado todavía al planeamiento territorial y donde todavía se podrían construir 20.181 viviendas.

De estos, 165 sectores, el secretario de Hàbitat Urbà i Territori, Agustí Serra, ha avanzado que se han suspendido licencias en 80 de Llançà, El Port de la Selva, Cadaqués, Roses, Sant Pere Pescador, L’Escala, Torroella de Montgrí, Pals, Begur, Mont-ras, Sant Feliu de Guíxols, Santa Cristia d’Aro, Tossa de Mar, Lloret de Mar y Blanes. Concretamente se han suspendido en 69 sectores residenciales (801’1 hectáreas) donde se podrían construir 12.020 casas, y en 11 sectores de actividad económica (109,94 hectáreas).

El avance del nuevo Plan también revisará los suelos urbanizables y suelos urbanos no desarrollados –los que todavía no tienen viales ni servicios construidos– en la franja de menos de 500 metros de la costa de los 22 municipios del litoral y se mejorará su ordenación.

Dentro de los “suelos urbanos no desarrollados” situados en primera línea de mar, el avance del PDU señala 8 nuevos solares que no se habían incluido en la primera moratoria del 17 de enero. En este caso, no se trata de que estén situados en terrenos con pendientes de más de 20%, sino que a pesar de no estarlo podrían generar un importante impacto paisajístico. Estos sectores estarían situados en Llançà, L’Escala, el Port de la Selva (Cap de Bol 5), Cadaqués (Caials 2), Begur (rec de Fornells 1), (Es Castellet de Baix 1), Palafrugell (Hotel Aigua Xelida) y Lloret de Mar (La Font de Sant Llorenç). "No son grandes sectores pero por su posición parece lógico defenderlos”, ha indicado la subdirectora, Rosa Vilella.

En Palafrugell se suspendería la licencia para construir un hotel en el ámbito de Aigua Xelida sobre una carena, entre dos colinas, por su gran impacto paisajístico. En Begur quedan “congelados” dos planes de mejora urbana en la zona de la playa de Aiguablava, que “se podría mirar si se cambia el modelo”. En Cadaqués afecta también a un plan de mejora urbana no desarrollado, que pretende poner una treintena de casas en una punta de tierra que entra el mar, “estaría bien pensar si se deja la parte que da al mar libre y se construye detrás, una reordenación que mejore el impacto”.

La extensión de la moratoria se suma a la que ya se aprobó en enero, que afecta a 43 sectores de “suelo urbanizable” entre Portbou y Blanes, 270 hectáreas donde se podrían construir mas de 3.000 viviendas. También afecta a otras 850 hectáreas de “suelo urbano”.Todos en pendiente y en primera línea de mar. El avance del PDU se someterá a información pública durante un mes y Serra espera tenerlo aprobado inicialmente antes del verano.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >