Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Govern limitará la expansión de urbanizaciones en la Costa Brava

Territorio revisará 191 zonas con solares pendientes de construcción a lo largo del litoral de Girona

La población de Cadaqués, en el Alt Empordà.
La población de Cadaqués, en el Alt Empordà.

El Departamento de Territorio anunció ayer que revisará unas 200 urbanizaciones de la Costa Brava para frenar su crecimiento. Ante 22 alcaldes de municipios del litoral gerundense, el secretario de Hábitat Urbano y Territorio, Agustí Serra, presentó un proyecto que prevé descartar como edificables los terrenos con mayor impacto en la costa. El Govern plantea que se puedan parar algunas obras ya en marcha. Durante el primer trimestre de 2019 aprobará un avance de un nuevo Plan Director Urbanístico. Comportará una moratoria de concesión de licencias de construcción hasta su aprobación final.

La Generalitat evaluará 191 sectores —cada uno incluye al menos una urbanización— donde se podrían construir unas 30.000 viviendas nuevas, en un total de 1.300 hectáreas. El anuncio llega tras meses de protestas de grupos ecologistas. Bajo la plataforma SOS Costa Brava, han interpelado a la Generalitat para evitar “más cemento” en el litoral de Girona.

104 viviendas y un nuevo hotel en Cadaqués

La Asociación de Amigos de la Naturaleza de Cadaqués, adherida a SOS Costa Brava, ha presentado esta semana varios documentos al Ayuntamiento para frenar un proyecto immobiliario. Se trata de la construcción de 104 viviendas y un hotel de 4.000 metros cuadrados y 50 habitaciones en la zona de Sa Guardia del municipio. El proyecto afecta a 15 hectáreas. Supone la destrucción de ocho barracas, 17 kilómetros de muros de piedra seca y 1.800 olivos.

SOS Costa Brava sostiene que la iniciativa comportará “un impacto ambiental y paisajístico extraordinario y de carácter irreversible que cambiará la silueta del municipio”. El alcalde de Cadaqués, Josep Lloret, estudiará las peticiones pero advirtió que será difícil parar un proyecto que ya cuenta con todos los permisos.

“Estos proyectos se hicieron entre los años 60 y 80. Es un modelo que queremos frenar y que no se reproduzca”, aseguró Serra. Territorio estudiará cada municipio al detalle para impedir que se construya en sectores que tengan “factores de insostenibilidad”. Hizo referencia a criterios como lejanía de núcleos urbanos, baja densidad, impacto paisajístico o inadecuación de los terrenos por su topografía.

“Seremos valientes. Allí donde podamos actuar, actuaremos”, aseguró el secretario de Hábitat Urbano. Sin embargo, Serra apuntó que “sería muy aventurado” saber qué consecuencias tendrá el Plan Director en algunas de las urbanizaciones denunciadas por los ecologistas. Una de ellas es la de Aiguafreda de Begur (Baix Empordà), donde están proyectadas 246 viviendas y tres hoteles. Otra es la construcción de un centenar de casas y un hotel en Sa Guarda, en Cadaqués (Alt Empordà). Este último proyecto fue aprobado en 2013.

La portavoz de SOS Costa Brava, Marta Ball-Llosera, valoró positivamente el gesto de la Generalitat. Sin embargo, avanzó que la plataforma estudiará al detalle el PDU “para poder hacer alegaciones con el máximo rigor”.

142 sectores de los que se estudiarán corresponden a suelo urbanizable ya preparado, con los viales y servicios correspondientes. El resto, 49, se encuentran en suelo aún no consolidado.

Serra advirtió que una de las prioridades del Govern será actuar con “seguridad jurídica”. “Hay derechos adquiridos y debe vigilarse no poner en peligro las arcas municipales y de la Generalitat cuando entre el PDU”, añadió haciendo referencia a posibles indemnizaciones. A pesar de ello, el secretario no descartó que Territorio valore comprar terrenos o pactar compensaciones en zonas de alto valor natural o paisajístico.

La voluntad del Govern es, en definitiva, trabajar con los Ayuntamientos y entidades del territorio para revertir las consecuencias de una planificación urbanística caduca. Una de sus consecuencias es que el 66% de los suelos urbanos de la Costa Brava se encuentran en urbanizaciones de baja densidad que concentran el 12% de la edificación.

Durante la redacción del nuevo Plan Director, cuya fecha de aprobación definitiva no fue concretada, se suspenderá la expedición de nuevas licencias en varios de los sectores analizados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >