Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un comisario confirma los seguimientos de los supuestos espías del PP: “Eran unos mandados”

Ignacio González, señalado por dos acusados, niega cualquier conocimiento sobre la trama

Jornada clave en el juicio del caso espías. El primer policía que ha pasado por la vista oral como testigo ha recalcado que se produjeron seguimientos a los adversarios de Esperanza Aguirre, entonces presidenta de la Comunidad. De forma contundente, José Luis Olivera, exjefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), ha concluido que los implicados "hicieron" el espionaje y ha apuntado a sus superiores. "Les dijeron que hicieran esto", ha dicho, unas horas después de que Ignacio González, señalado por dos de los acusados, negara su participación.

Ignacio González, a su llegada este martes a la Audiencia Provincial de Madrid. En vídeo, González niega tener conocimiento del espionaje contra sus compañeros de partido.

González, expresidente de la Comunidad de Madrid y durante años mano derecha de Aguirre, ha seguido la línea marcada un día antes por su exjefa. "Ni conocía ni ordené nada", ha afirmado este martes el exdirigente del PP, que ha declarado como testigo en la séptima sesión del juicio que escudriña el caso espías —los seguimientos a adversarios políticos de Aguirre cuando era líder de los populares de Madrid—. "Jamás he tenido una competencia en materia de seguridad", ha dicho, pese a que dos de los acusados lo señalan como el origen de las instrucciones para proceder al espionaje.

José Ortega y Antonio Coronado, dos guardias civiles procesados y miembros del supuesto grupo de espías, manifestaron que Sergio Gamón, director de Seguridad de la Comunidad, les dio "órdenes ilegales" por "especial interés de Ignacio González" para seguir a oponentes de Aguirre, como Manuel Cobo, vicealcalde del Ayuntamiento de Madrid y número dos de Alberto Ruiz-Gallardón; y el consejero Alfredo Prada. Unas palabras que Gamón negó. Al igual que ha hecho este martes el expresidente del Gobierno regional: "De todo esto, yo desconozco todo. No tenía ninguna relación con el señor Gamón".

González ha ido, incluso, más allá. Y, al igual que aseveró Aguirre, ha afirmado que nunca habló de los seguimientos con Cobo y Prada: "Solo he conocido lo que se publicó en los medios de comunicación". "Yo no tenía ninguna competencia en Interior", ha insistido para desvincularse del grupo de asesores de Seguridad contratados por la Comunidad de Madrid, formado por agentes en excedencia del instituto armado y de la Policía Nacional.

Tras el testimonio de González, con una acusación desdibujada que prácticamente no formula preguntas, las defensas han aprovechado su oportunidad para protagonizar la vista y han interrogado extensamente a los dos periodistas de EL PAÍS que lideraron la investigación del caso espías, que estalló en 2009 con la publicación de los informes de seguimiento. Los abogados han estado más tiempo cuestionando a los reporteros (más de dos horas) que a Ignacio González (apenas 20 minutos), señalado por dos de los procesados. Ambos periodistas han recalcado que los datos recogidos en los documentos difundidos coinciden con las agendas privadas de Prada y Cobo, como ellos denunciaron. Además, el posicionamiento de los móviles de los supuestos implicados los sitúa junto al lugar donde se encontraban las víctimas.

Una argumentación que ha avalado después José Luis Olivera, comisario de la Policía Nacional y entonces responsable de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), que también ha declarado este martes como testigo en la sala de vistas de la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Madrid. "No sé si se hicieron seguimientos legales o ilegales, lo que sé es que se hicieron", ha afirmado el agente, antes de explicar que el posicionamiento de los móviles y el cruce de llamadas entre ellos evidencia que se encontraban junto a los adversarios de Aguirre. Eso sí, el cargo policial ha calificado a los acusados de "mandados": "A ellos le dijeron que hicieran esto y lo hicieron". Su dedo apuntaba hacia arriba. Pero ningún cargo público se sienta en el banquillo.

El abogado de la Comunidad evita preguntar

El abogado de la Comunidad de Madrid, personada como acusación particular en la causa por un presunto delito de malversación de caudales públicos, también ha optado este martes por no preguntar nada al expresidente Ignacio González (PP). Lo mismo hizo el lunes con Esperanza Aguirre, su predecesora en el cargo. Esta actitud del letrado del Gobierno regional contrasta con la evidenciada durante las jornadas anteriores, cuando lideró el papel de la acusación en los interrogatorios a los procesados, ya que el abogado del PSOE, personado como acusación popular, apenas planteó cuestiones a los seis acusados. Pese a ello, en los apenas 20 minutos que ha durado su declaración ante el jurado, González ha insistido en que no sabía nado del espionaje: "Todo es mentira".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información