Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sociedad Parque Central se compromete a acabar el canal de acceso en 2024

Las tres administraciones firmarán en marzo otro convenio donde se despejarán los plazos y presupuesto de la reordenación pendiente en Valencia

Uno de los sectores del Parque Central de Valencia, inaugurado hace unas semanas.
Uno de los sectores del Parque Central de Valencia, inaugurado hace unas semanas.

El nuevo acuerdo marco de Parque Central de València, que sustituirá al de 2003, se firmará el próximo marzo y recogerá el compromiso de las tres administraciones públicas de iniciar las obras del canal de acceso en 2021 para finalizarlo hacia 2024, con un coste de 395 millones de euros, que sufragarán el Ministerio de Fomento (50%), la Generalitat (25%) y el Ayuntamiento de Valencia (25%). 

Esta obra permitirá el soterramiento de las vías del tren -que ahora parten en dos la capital- desde el bulevar Sur hasta el puente de Giorgeta y también acometer la futura avenida de García Lorca, que es el principal objetivo urbanístico de las obras pendientes del Parque Central, concretamente donde se concentra la construcción de viviendas.

Así lo han anunciado este miércoles el secretario de Estado de Infraestructuras, Transportes y Vivienda, Pedro Saura; la consejera de Vivienda y Obras Públicas, María José Salvador, y el alcalde de València, Joan Ribó, tras la reunión del consejo de administración de la Sociedad Valencia Parque Central.

Las tres administraciones públicas han explicado que a partir del nuevo acuerdo marco se irán firmando convenios específicos para acometer además del canal de acceso, el túnel pasante --permitirá la salida de todo los trenes en subterráneo y hacia el norte-- y la estación definitiva, en sustitución de la actual de Joaquín Sorolla. El coste de las obras pendientes está estimado en más de 3.000 millones de euros.

Saura, Salvador y Ribó han valorado la "nueva hoja de ruta" trazada para el avance de estas infraestructuras y el consenso logrado entre las tres administraciones con el fin de pasar "de buenas palabras" a "propuestas concretas" y "hechos".

En mayo de 2017, con el popular Íñigo de la Serna al frente del Ministerio de Fomento, la sociedad desbloqueó la reordenación ferroviaria del Parque Central de Valencia después de seis años de parálisis presupuestaria.

Entonces se dijo que el soterramiento de las vías del tren comenzarían en torno a 2019, con un presupuesto previsto de 2.300 millones de euros -de los que el ministerio pondrá alrededor de 1.000-, pero quedó en el aire la construcción de la estación central subterránea. El cambio en el Gobierno ha desembocado en una revisión de todos los plazos y proyectos pendientes en la reordenación ferroviaria de Valencia.

El parón de la operación de reordenación ferroviaria ha impedido que el Parque Central, diseñado por la paisajista estadounidense Kathryn Gustafson, pueda completarse ya que la superficie sigue ocupada por la playa de vías de tren, aunque el pasado diciembre se abrieron las primeras once hectáreas de parque urbano.

La sociedad ha acordado, por otro lado, la refinanciación del crédito con el que empezó las obras, con una rebaja del tipo de interés del 4% al 1%, lo que permitirá un ahorro de alrededor de 700.000 euros anuales, ha destacado el alcalde Ribó.

Acceso norte al puerto

La Generalitat Valenciana, el Ministerio de Fomento y la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) firmarán un protocolo para la construcción de un túnel subterráneo por el mar para la conexión del acceso norte del Puerto de València, que contará con una inversión de 400 millones de euros, de los que 200 los aportará la APV y la otra mitad Fomento.

Así lo ha anunciado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tras mantener una reunión de trabajo con el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Aurelio Martínez, para abordar diferentes cuestiones e infraestructuras portuarias necesarias.

Puig ha subrayado que se trata de un proyecto "capital" para "un nuevo horizonte del Puerto de València en su relación con el de Sagunt" y ha indicado que este túnel subterráneo por el mar "evitará mayores problemas en el ámbito urbano y en el entorno de la huerta".

Ha detallado que la conexión por esta infraestructura empezaría por la zona de Port Saplaya, aunque ha puntualizado que serán los técnicos los que tendrán que decidir el proyecto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información